La Revista

El racionamiento de las sardinas gallegas

La Revista

Comer

El racionamiento de las sardinas gallegas

El drama de las sardinas también lo viven nuestros vecinos portugueses, para los cuales esta especie es mucho más importante que el bacalao. Se ha retrasado el inicio de la temporada de capturas y también han llegado a las lonjas y a las pescaderías gallegas importantes contingentes de sardina foránea con los que paliar la escasez.

Hace diez años, en 2008, las capturas de sardinas en aguas del Cantábrico y Atlántico superaron las cien mil toneladas. Este año, los pesqueros españoles tienen una cuota restringida de algo menos de 2.800 toneladas. La cifra, minúscula si la comparamos con la que se llegó a conseguir una década atrás ha hecho sin embargo, que los pescadores gallegos respiren de alivio, porque la intención de Bruselas era cerrar el caladero por la baja tasa de reclutamiento del stock de esta especie. Es decir, que las nuevas generaciones no daban para recuperar un bajo nivel de existencias en nuestra franja costera.

El drama de las sardinas también lo viven nuestros vecinos portugueses, para los cuales esta especie es mucho más importante que el bacalao. Se ha retrasado el inicio de la temporada de capturas y también han llegado a las lonjas y a las pescaderías gallegas importantes contingentes de sardina foránea con los que paliar la escasez. Así que, si usted, amable lectora o lector, se encuentra con sardinas en la pescadería por debajo de los 5 euros, mire la etiqueta que debe acompañar cada lote. Si pone Fao 34 es que viene de los caladeros de Mauritania y alrededores. Si pone 37, del Mediterráneo y Adriático y si pone Fao 27 IXa, estamos de suerte porque son nuestras aguas y las portuguesas.