La Región

DENOMINACIONES

Toubes, el rescate del Ribeiro más clásico

Pazo de Toubes sirve de punto de partida para dos vinos blancos de finca. Modus Vivendi, el vino joven del año, un vino de extraordinaria frescura y sensaciones frutales magníficamente ensambladas, y Toubes, un vino de más complejos aromas y una gran elegancia

Toubes, el rescate del Ribeiro más clásico

Riobó es un rincón del Ribeiro que se encuentra en el término municipal de Cenlle, más arriba del monasterio de San Clodio, en Leiro, desde el que se llega por una sinuosa y muy estrechita carretera. El paisaje parece que nos quiere situar en un tiempo pasado, lejos de la civilización y el bullicio mundano. No quiero imaginar el esfuerzo que supuso para Viña Costeira la rehabilitación de este pazo del siglo XVIII, fundado en 1742, el año en el que Haendel estrenó “El Mesías”, en un concierto benéfico en el New Music Hall de Dublin. Seguramente, la aristocrática concurrencia a esa gala brindó al termino de la misma con vino del Ribeiro, entonces el más afamado en las Islas Británicas, a las que no había llegado el terror por la invasión de la Armada Invencible.

Esta semana fue inaugurado oficialmente, tras un trabajo de largos años que comenzó con la reestructuración de ocho hectáreas y media de viñedo, plantado con cepas de Treixadura, Albariño y Loureira, las uvas que integran el vino que hoy nos ocupa y que es el buque insignia de Pazo de Toubes. Además del viñedo, la recuperación de esta pequeña joya del patrimonio arquitectónico rural gallego consistió en la restauración de los edificios que conforman el conjunto, incluyendo la bodega y la sala de catas, y la instalación de manera muy armoniosa, de un amplio salón de eventos que cumple, además de con esa función con la que se estrenará el sábado con una velada dedicada al vino, la poesía y la música, para celebrar el Día das Letras Galegas, con otra no menos interesante: una terraza superior desde la que se puede disfrutar en las noches de verano de la observación del cielo.

Pazo de Toubes sirve de punto de partida para dos vinos blancos de finca. Modus Vivendi, el vino joven del año, un vino de extraordinaria frescura y sensaciones frutales magníficamente ensambladas, y Toubes, un vino de más complejos aromas y una gran elegancia que le aportan, además de la selección de las uvas, una fermentación parcial en barricas de roble de 500 litros y su posterior crianza con las lías finas, hasta que alcanza ese punto de madurez que, sin menguar su expresividad, le da un carácter más largo.