La Región

PLAYLIST

Tove lo: Existo, luego pienso

“Creo que la mejor manera de describir este álbum es que es como yo: no pienso, simplemente hago”
Tove lo: Existo, luego pienso

En las antípodas del racionalismo de René Descartes, que a nivel popular se resume en la frase “Pienso, luego existo”, la cantante y compositora sueca Tove Lo lanza “Sunshine Kitty”. “Creo que la mejor manera de describir este álbum es que es como yo: no pienso, simplemente hago”, alega.

Nacida Ebba Tove Elsa Nilsson en Estocolmo y con un registro vocal que la acerca a cantantes como Taylor Swift o Carly Rae Jepsen, la apodada “la chica más triste de Suecia” parece, por fin, poner un poco de luz en su obra.

Motivos para estar feliz no le faltan. Con obvia notoriedad a partir de su reinado en Billboard Hot 100 con “Habits (Stay High)”, editó cuatro discos en cinco años y en el último cuenta con la colaboración nada menos que de Kylie Minogue.

“Sunshine Kitty” es una colección de quince gemas pop en las que parecen estar menos presentes sus hasta ahora preponderantes influencias grunge. “Cuenta historias de amor de mi adolescencia, otras de enamoramientos actuales y otras de miedo a futuros amores. Casi como un libro de recortes. Estoy muy orgullosa y agradecida con todas las colaboraciones. ¡Todos estuvieron dispuestos a entrar en la rareza del pop y experimentar!”, explica sobre el trabajo en el que, además de Minogue, colaboraron Jax Jones, ALMA, MC Zaac y Doja Cat.

Acaso el flamante sencillo “Sweettalk my Heart” sea una buena muestra del espíritu del disco. “Es extrañamente una canción de amor feliz. Le pido a la persona que amo que me mienta; prometemos cosas que ambos sabemos que no podemos cumplir. Pero se trata de creer lo que ambos están sintiendo en el presente: que se amarán para siempre –asegura-. Puede ser ingenuo, pero ser realista sobre el amor hace que sea imposible sentirlo por completo”.

Aunque con un giro lírico, Tove Lo parece no haber perdido la honestidad que la caracteriza a la hora de componer. Ella misma se explica desde el título del disco “Sunshine Kitty”, que tiene que ver con “el poder femenino, de forma feliz y positiva”. Y en cuanto al arte de la portada nada mejor que su definición: “La gata es una extensión mía y parte de la nueva música. Es súper linda pero hace estupideces como meterse en peleas y ser jodida. Así es como siento que suena el álbum”.