La Región

GASTRONOMÍA

Una carta a la altura del paisaje

Area Grande es uno de los pocos restaurantes que podemos encontrar en Galicia que alimentan por su cocina y por las vistas que nos ofrece desde su comedor o desde su terraza

Restaurante Area Grande, en A Guarda.
Restaurante Area Grande, en A Guarda.
Una carta a la altura del paisaje

Hay una franja de mar que rompe con el paisaje tradicional de las Rías Bajas, entre Baiona y A Guarda. Es una costa batida por un océano de paisaje inquietante: cuando se agita, y muchos días lo hace con violencia , resulta imposible no quedar atraído por ese movimiento incesante de sus olas; cuando está tranquilo, es su calma la que nos cautiva, ya sea un día gris, como los muchos que hemos tenido este mes de agosto, o uno de diáfano y limpio horizonte, en el que parece que si escrutamos a lo lejos podríamos ver Nueva York.

El restaurante del que nos ocupamos hoy es de esos pocos, muy pocos, que podemos encontrar en Galicia, que alimentan, no solo por una cocina en la que cuidan al máximo la materia prima, sino también por las vistas que nos ofrece desde su comedor o desde su terraza. 

Se encuentra en la playa de Area Grande, a las afuera de A Guarda y se ha convertido en uno de los puntos de encuentro en el que disfrutar de una comida abundante, bien elaborada y de una estampa de ese océano que ha hecho de Galicia el paradigma de la cocina del mar. 

Las buenas instalaciones y la limpieza de las mismas y una carta en la que predominan los pescados y mariscos capturados por marineros del entorno resultan activos suficientes. Pero a ellos suma además un trabajo bien hecho, por el servicio que atiende en las mesas y, lo que es más importante, por una cocina que sabe manejar los tiempos para que un pescado esté en su punto y revele así toda la frescura y la grandeza de sabores y texturas.

Un salpicón de langosta, un arroz con bogavante, un peixesapo a la plancha, o unos chipirones, ahora que están en temporada, son algunas de las múltiples posibilidades que se pueden degustar. Su carta de vinos, la más completa en referencias de O Rosal tiene blancos y tintos de todas las DO gallegas.