La Región

ENTREVISTA - PIRAGÜISMO

Raúl Prada, con la corriente a su favor

El barquense Raúl Prada cerró su etapa infantil añadiendo podios autonómicos y nacionales a su prometedora trayectoria
Raúl Prada intenta "domar" las aguas del Sil con su embarcación.
Raúl Prada intenta "domar" las aguas del Sil con su embarcación.
Raúl Prada, con la corriente a su favor

Es uno de esos talentos que salen a la superficie a base de trabajo y sacrificio. El barquense Raúl Prada (2005) progresa adecuadamente sobre las aguas. Es aún muy joven. Prepara su desembarco a la categoría cadete para la próxima temporada. Mientras, deja la franja de edad infantil con podios, medallas y una evolución que obliga a no perderle la pista. 

"Empecé a practicar piragüismo porque remaba mi hermano. Me entraron ganas. Fue a los siete u ocho años. Empecé en el río a remar y surgió la cosa. Entré en el Fluvial de O Barco y, según iban saliendo buenos resultados, más ganas y más entrenamiento".

En su tarjeta de presentación llama la atención el triunfo en el Campeonato de España esprint K4 1.000 metros o el subcampeonato gallego en la misma modalidad. Todo, este verano. "Estoy bastante contento por como fueron las cosas en este año 2019. De entre todos los resultados, me quedo con la victoria en el Nacional sprint en K4 1.000 metros. Fue con mis compañeros David, Miguel y Anxo y en el embalse pontevedrés de Verducido".

Traslado

Y es que precisamente esos son los colores que defiende en la actualidad. Raúl forma parte del Club Piraguismo Verducido-Pontillón. "Me cambié hace dos años. Porque en el equipo hay más opciones para poder progresar. Y el embalse es idóneo para entrenar. Aunque en invierno entreno en el embalse de A Rúa. Solo. A veces es aburrido, pero no queda otra", comenta.

Resultados que surgen de sus capacidades y del trabajo duro que realiza para que luzcan como deben. Lo normal es entrenar cinco días a la semana y, con los inviernos gallegos, las condiciones no son sencillas normalmente. Lo que le toca en el futuro inmediato es preparar los próximos retos. "Ahora he pasado una etapa de menos actividad porque hasta febrero o marzo no tengo mi primera competición, pero en seguida volvemos  a la normalidad. Vuelve el curso y vuelven los entrenos. Paso para cadetes y me tocará competir con gente que es un año mayor que yo", analiza el valdeorrés.

Mientras, se quita el óxido del verano también con los estudios. Cursa 3º de ESO y asegura que "no tengo problemas para compaginar las clases con los entrenamientos o competiciones". En su futuro académico, todavía dudas. "Pero me gustaría estudiar algo relacionado con la sanidad".

Con el mes de febrero marcado en el calendario, Raúl Prada quiere seguir con su evolución. Solo o acompañado en la embarcación, el barquense aspira a seguir subiéndose a podios autonómicos y nacionales. Un proyecto para estar ilusionado.