Más Deporte

¡Vaya vaya, aquí sí hay Gala!

Más Deporte

Gala +Deporte

¡Vaya vaya, aquí sí hay Gala!

Sabemos de uno que se lleva premio seguro.
photo_cameraSabemos de uno que se lleva premio seguro.
La ceremonia deportiva por excelencia de la ciudad festejó sus 18 ediciones con sonrisas, lágrimas, exhibiciones y, por encima de todo, mucho ritmo

Si tuviera derecho, la Gala +Deporte ya podría votar. Y eso, hoy por hoy en España, está de moda. La ceremonia deportiva ourensana por excelencia ha cumplido 18 ediciones. Y claro, la fiesta tenía que estar a la altura. Porque en seguir estando, llueve o truene, está el mérito. Un valor que ponen los deportistas, dirigentes, clubes y padres. Con crisis o sin crisis, con Gobierno o sin Gobierno, la Gala sigue presente para premiar a los mejores, recordar al resto, y respirar salud.

Un mezcla de nervios y emoción se percibía ya en la entrada del Auditorio. Porque en el secreto está la gracia. Pocos saben los ganadores, muchos lo quieren saber. El jurado, callado. Como debe ser.

Una vez dentro y tomar asiento, empezaron las emociones fuertes. La dupla de presentadores no dio tregua. Hubo cánticos, bailes, "congelaciones" y hasta una "master class" sobre los diferentes tipos de aplausos como si del Concierto de Año Nuevo de Viena.


Los deseados regalos


Y las bolas. Ay las bolas. A palazo limpio se realizó el sorteo de los diferentes regalos. Había que tener suerte y habilidad para, primero evitar algún bolazo no deseado, y segundo, hacerse con un obsequio de muchos quilates.

Entre los asistentes, primerizos y expertos. Algunos vivieron su primer evento de este tipo con los ojos como platos para no perderse ni un detalle. Otros ya tienen muchas muescas en su revólver, es cierto, pero aún así fueron niños durante una hora y cuarenta minutos.

Los ganadores demostraron su deportividad, al igual que los no ganadores (aquí no pierde nadie). Unos y otros tuvieron un recuerdo especial hacia los padres y familiares. Esas mañanas de lluvia llevándolos a partidos. Estas tardes de más lluvia (que estamos en Galicia) acercándolos a los entrenamientos. En el fondo, el deportista solo es la punta del iceberg.

Hubo tiempo además para condenar la violencia en el deporte, para alguna reivindicación y para muchos agradecimientos. 

Porque de eso se trata. De celebrar y disfrutar de un deporte ourensano que atraviesa un gran momento de forma. Y, como conductor de todo, seguirá estando la Gala +Deporte. Ahora, mayor de edad. Así que en doce meses volverá a llamar a la puerta. Aquí seguirá habiendo Gala.

Más en Más Deporte