La Región

BIENESTAR

Alimentos que aceleran el bronceado

La alimentación no sólo puede mejorar la condición bronceada de tu piel, sino también protegerla de la radiación solar

Alimentos que aceleran el bronceado

La alimentación no sólo puede mejorar la condición bronceada de tu piel, sino también protegerla de la radiación solar. 

Una dieta rica en agua, sustancias antioxidantes, vitaminas y minerales contribuye a mantener una piel sana y radiante. Algunos compuestos incluso tienen efectos beneficiosos sobre el aspecto de la piel clara, como es el caso de los llamados betacarotenos. 

Aumentar el aporte de esta sustancia a través de los alimentos es una opción dietética saludable que facilita a muchas personas, lucir un color de piel más atractivo en verano. 

El betacaroteno es un pigmento vegetal que aporta la gama de colores naranjas, amarillos y rojos a muchos alimentos, especialmente frutas y verduras. En nuestro organismo, funciona como un antioxidante liposoluble, es el precursor de la vitamina A o Retinol y además forma parte del complejo activador del bronceado. 
Abunda en hortalizas como la zanahoria, la calabaza, los pimientos y en frutas como el mango la papaya, los melocotones y los albaricoques. También son ricos en betacarotenos algunos vegetales verdes (la clorofila enmascara la coloración naranja) es el caso de las espinacas, las acelgas,los canónigos, la rúcula, y el brócoli.

Incluir tres raciones diarias de este grupo de alimentos te facilitará el proceso de bronceado y aunque ya estemos en pleno verano, y lo ideal hubiese sido empezar el plan dietético con cierta antelación (5-6 semanas)a la exposición solar, puedes poner en práctica estos recursos:

1. Planifica la compra, te servirá de mucha ayuda. Organiza de forma que nunca falten frutas de color naranja en la nevera, especialmente para incluir en el desayuno (pomelos, naranja, melón, melocotones). Aprovecha y mezcla estas frutas con zanahoria, obtendrás un rico zumo para merendar, por ejemplo. 

2. En las comidas, suplementa tus ensaladas habituales incorporando una pequeña porción (1 cucharada será suficiente) de perejil fresco, virutas de zanahoria o apio. Trocitos de orejones o gajos de melocotón también valen 

3. Sustituye patata por calabaza en preparaciones tipo purés, cremas de verduras,caldos, sopas.

4. Acompaña carnes y pescados con zanahoria y pimiento rojo.

5. Añade media taza de dados de tomate fresco a tus recetas favoritas de pasta. 

6. Reconvierte recetas. Aficionate a versiones vegetales de platillos a los que puedas agregar espinacas. (Lasañas, empanadas, tortillas…etc.) 

7. Un último consejo dietético, alterna en tus meriendas frutos secos (naturales y no salados), es un alimento aliado en la protección de la piel junto con el aceite de oliva, por su aporte en vitamina E. 

Envíe sus dudas a: 
[email protected]