La Región

¡SOMOS LO QUE COMEMOS!

Alimentos para cuidar la salud de tus ojos

Seguir una dieta equilibrada y practicar hábitos saludables puede ayudar a prevenir alteraciones y riesgos innecesarios en la salud visual.

La fruta fresca aporta vitamina C, eficaz para paliar el deterioro visual.
La fruta fresca aporta vitamina C, eficaz para paliar el deterioro visual.
Alimentos para cuidar la salud de tus ojos

Seguir una dieta equilibrada y practicar hábitos saludables puede ayudar a prevenir alteraciones y riesgos innecesarios en la salud visual. Los estudios más recientes siguen apoyando el efecto protector que ejercen las sustancias antioxidantes sobre el avance de ciertos problemas oculares. 

Los antioxidantes, en su mayoría vitaminas, pigmentos naturales y minerales, ayudan a frenar alteraciones que derivan en enfermedades oculares comunes como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), las cataratas, el glaucoma y otros problemas de visión.

Parte de estas alteraciones de los ojos están relacionadas con problemas de malnutrición. Una dieta sana, rica en antioxidantes y sustancias protectoras suman mejoras de salud visual, por lo que conocer los alimentos que aportan mayores beneficios en este sentido, resulta bastante útil.

- Frutas cítricas: Las frutas frescas de este grupo, son una excelente fuente de vitamina C que actúa como escudo protector de las células del cuerpo. Es aconsejable, el consumo diario de fruta fresca para aprovechar la mejor fuente dietética de esta vitamina. Las frutas mas representativas son naranjas, limones, fresas, kiwis. 

- Hortalizas verdes y amarillas: Los vegetales de color verde oscuro como la berza o la col rizada, el brócoli, las espinacas y las hortalizas tipo zanahorias, calabaza, entre otras, son las mejores fuentes de los pigmentos luteína y zeaxantina. Estas vitaminas carotenoides protegen a los tejidos del ojo del daño de la luz solar y tienen un papel importante en la protección de la retina frente a la DMAE y el glaucoma. La absorción de estas sustancias mejora si se combinan las hortalizas con grasas saludables. Una buena forma es añadiendo nueces o aceite de semilla a ensaladas y salteados. 

- Cerezas, frambuesas, uvas y ciruelas: Contienen antocianinas, compuestos que ayudan a reparar las células nerviosas de la retina. Su aporte mejora los síntomas de la fatiga visual. 

- Huevos: Fuente de vitamina A. Esta vitamina ayuda a prevenir los ojos secos y la ceguera nocturna, además de retrasar el progreso de la DMAE. Su distribución en la alimentación es amplia y podemos encontrarla también en lácteos y pescados.  

- Pescados: Ricos en aceites grasos omega 3.  Comer habitualmente pescado azul puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir una degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Los ácidos grasos omega 3 tienen efectos antiinflamatorios, mejoran la calidad de la película lagrimal y refuerzan los mecanismos antioxidantes del ojo, además, se convierten en vehículo de otras sustancias protectoras..

Envíe sus dudas a: [email protected]