La Región

NUTRICIÓN

Antioxidantes en tu dieta

Los antioxidantes son nutrientes que se encuentran de forma natural en los alimentos, y muy especialmente en las hortalizas y frutas de colores verdes y naranjas intensos

Moras, arándanos, cerezas y grosellas aportan excelentes antioxidantes a la dieta.
Moras, arándanos, cerezas y grosellas aportan excelentes antioxidantes a la dieta.
Antioxidantes en tu dieta

Un antioxidante puede ser una vitamina, un mineral o un fitoquímico. Estos últimos son  sustancias vegetales contenidas en los alimentos y que conjuntamente con los nutrientes clásicos intervienen en los mecanismos de desintoxicación y defensa. Los antioxidantes protegen a las células del cuerpo del daño causado por los radicales libres. 

Algunos radicales libres se producen normalmente en los procesos de respiración, de ejercicio y de digestión de los alimentos. Otros vienen de los contaminantes del aire, del agua, del humo de cigarrillo, entre otros. 

La mayor parte de los antioxidantes están en las frutas y los vegetales. De este modo encontramos en las hortalizas verdes isocianatos, en ajos y cebollas los organofosforados, en frutas cítricas y bayas los bioflavonoides. 

Una dieta rica en antioxidantes ayuda a mantenerte saludable y previene los síntomas de enfermedad. Para aprovechar las cualidades de protección y de eliminación de los compuestos tóxicos que ofrecen estas sustancias vegetales, es recomendable incluir en las comidas hortalizas, especialmente del tipo crucíferas, es decir, verduras como brócoli, coles de Bruselas, col rizada, o repollo.

Elige estos alimentos para realizar preparaciones sencillas, de poca cocción y con añadido mínimo de grasas como ensaladas, guarniciones, entrantes. Tortillas y salteados de hortalizas de hoja verde oscura-espinacas, acelgas, berza, canónigos-también son alternativas sencillas para las cenas más rápidas.

Resultará igualmente beneficioso elegir té verde y zumos de verduras frescas con zanahoria, cilantro, cáscara de limón, apio, remolacha, perejil, romero y jengibre, como bebidas y aperitivos veraniegos.  

En cuanto a las frutas, consumir bayas  oscuras y cítricos, pues estas frutas aportan una buena cantidad de antocianinas y flavonoides respectivamente, que promueven las enzimas de eliminación. Comer un puñado de moras, arándanos, cerezas y grosellas  en meriendas y desayunos mezclado con cereales integrales o cuajada y leches fermentadas, son una excelente opción antioxidante.

Envíe sus dudas a: 

[email protected]