+ Fit

Las claves para adelgazar con salud

+ Fit

¡somos lo que comemos!

Las claves para adelgazar con salud

Incluir proteínas y moderar el consumo de azúcares ayuda en el control de peso.
photo_cameraIncluir proteínas y moderar el consumo de azúcares ayuda en el control de peso.
Siguiendo diez pautas las personas pueden perder peso de una forma saludable 

Una dieta saludable de adelgazamiento se enfoca en las necesidades nutricionales individuales, sin embargo, para lograr los distintos objetivos de salud relacionados al plan, existen recomendaciones de orden general que pueden ser de utilidad para las personas que quieren bajar de peso.

Algunos de los consejos más relevantes en este sentido, incluyen: 

1. Mantenerse hidratado. La ingesta de agua en la dieta tiene un papel importante al contribuir en la reducción de la ingesta energética y en el aprovechamiento de los nutrientes. 

2. Moderar las raciones. Ajustar el tamaño de las raciones de los alimentos, especialmente de los alimentos fritos, las salsas, los embutidos y las carnes procesadas, mejora el control de la ingesta de calorías.  

4. No saltarse las comidas. El orden y la combinación de los alimentos en un régimen personalizado, atiende a un mejor aprovechamiento energético y de ciertos nutrientes, entre ellos: hierro, calcio, ácidos grasos omega 3 y omega 6.

5.  Seleccionar cereales de grano entero. Serán la fuente principal de energía y fibra de la dieta. 

6. Masticar bien los alimentos. Esta acción promociona una buena digestión y mejora el aprovechamiento de nutrientes. 

7. Evitar el exceso de azúcares. Los alimentos azucarados reducen la calidad nutritiva de la dieta y aportan calorías extras. Poner en práctica la lectura del etiquetado alimentario permite identificar y así evitar el consumo de alimentos con elevado contenido de azúcares añadidos en sus recetas. Sustituir postres elaborados por fruta, ayuda a reducir los azúcares de la dieta.

8. Moderar el consumo de alimentos salados. La ingesta elevada de sal puede aumentar la tensión, factor que afecta negativamente en la salud cardiovascular. Un consumo de sal por debajo de los 5 gramos diarios en el adulto, contribuye a reducir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad y accidente cerebrovascular.

9. No olvidar las grasas saludables. Imprescindible, incluir en el plan de menú, de 2 a 3 raciones diarias de grasas saludables. Son buenas fuentes de este nutriente, el aceite de oliva, las nueces, las almendras, las semillas de girasol y el aguacate, entre otras.  

10. Fijar un objetivo realista. El objetivo debe ser acorde con las necesidades y circunstancias personales. Las pautas realistas y coherentes facilitan la evolución hacia una alimentación más saludable.

Envíe sus dudas a: [email protected]

Más en + Fit

+ Fit

Recuperando memoria

Vaticinábamos que en el pequeño espacio que ocupa el cerebro de un mosquito podríamos almacenar el conocimiento que albergan montañas de libros