La Región

+FIT

El entrenador personal: de lo exclusivo a lo asequible

Aunque no sea Pilar Rubio ni Cristiano Ronaldo, ahora sí puede acceder a un Entrenador Personal
Todo principiante en el ejercicio físico debería hacerlo bajo la dirección de un entrenador .
Todo principiante en el ejercicio físico debería hacerlo bajo la dirección de un entrenador .
El entrenador personal: de lo exclusivo a lo asequible

El Entrenamiento Personal en el sector del Fitness se concibió en su origen como una solución para un tipo de cliente exclusivo, cuyos horarios, estatus social (un político o famoso) o necesidades propias impedían o desaconsejaban su presencia dentro de una clase colectiva o en el mismo recinto que el usuario común. 

Esta característica de exclusividad se fue diluyendo con el paso del tiempo. En la actualidad, gracias a la enorme oferta -de más o menos calidad- y al cambio de mentalidad general, el número de clientes que solicitan este servicio creció de forma notable.

En realidad, todo principiante en el ejercicio físico debería hacerlo bajo la dirección de un entrenador personal y adquirir autonomía de forma progresiva.


Cualidades necesarias


¿Cómo debe ser un Entrenador Personal? Un profesional del Ejercicio, con el respaldo del mayor número posible de titulaciones, conocimiento y experiencia en su campo. Trabajador, empático, oyente, responsable, buen docente, profesional, motivador hasta cierto grado y promulgador de la Salud.

Debería ser un estímulo para afrontar un cambio profundo de hábitos, más que contar x números de repeticiones o diseñar ejercicios espectaculares. 

Porque la misión del Entrenador Personal es ayudar a su cliente a establecer y concretar una serie de objetivos asumibles, en base al estado previo y acorde con una progresión segura y efectiva, recogiendo y valorando los progresos para información del interesado. En base a esa filosofía, cualquier tipo de persona puede solicitar un Entrenador Personal, siempre que muestre el mismo compromiso y seriedad. 


Horario y lugar libre


Se mantiene como magnífica opción para quienes precisan asesoramiento en su ejercicio, en horarios poco convencionales, a domicilio, en un lugar a convenir. Para quienes necesitan una programación específica por padecer enfermedad, trastorno, inmovilidad, amputación...O simplemente para los que quieren aprovechar su tiempo y exprimir todo el rendimiento a mucho o escaso material deportivo. 

Aunque no sea Pilar Rubio ni Cristiano Ronaldo, ahora sí puede acceder a un Entrenador Personal.