La Región

+ FIT

La fruta, una aliada ante la enfermedad

La temporada invernal puede debilitar las defensas del cuerpo por diferentes causas (estrés, carencias nutricionales, cansancio, etc) por lo que conviene reforzar los hábitos alimentarios saludables y no descuidar el consumo de ciertos alimentos protectores

Las naranjas ricas en vitamina C y las nueces como fuente mineral, estimulan la función protectora del organismo frente a los catarros.
Las naranjas ricas en vitamina C y las nueces como fuente mineral, estimulan la función protectora del organismo frente a los catarros.
La fruta, una aliada ante la enfermedad

Una dieta equilibrada, con alimentos nutritivos y de fácil digestión contribuye a mejorar los síntomas y malestar de la gripe. Incluir en la alimentación diaria frutas cítricas, lácteos enriquecidos, huevos y carnes magras con características nutricionales, antivirales, y antioxidantes destacadas, será clave y ayudará a reducir la infección y el tiempo de resfriado. 

1.- Naranjas y limones, pero también fresas y kiwis son una fuente excelente de vitamina c.  Incluirlas en el menú supone un buen cóctel antioxidante, que protegerá de las infecciones al estimular la formación de anticuerpos. Se recomienda tomar tres raciones de fruta diaria, preparada en zumos, o troceada para añadir a yogures o ensaladas. Si estás constipado, consumir estas frutas facilitará por una parte, aumentar la ingesta de agua y por otra, eliminar el moco. 

2.-Probióticos. Yogures, kéfir, quesos y leches fermentadas aportan bacterias ácido-lácticas que benefician el sistema inmunológico. Si además, son enriquecidos con vitaminas como la vitamina A, se aumenta la protección frente a las infecciones , al contribuir al mantenimiento de las mucosas y los tejidos de la boca y del sistema digestivo y respiratorio. Incluye con frecuencia estos alimentos.

3.- Aceite de oliva, nueces y almendras. Son alimentos nutritivos y ricos en vitamina E, que funciona como un antioxidante y neutraliza los radicales libres, en otras palabras ayuda a eliminar las toxinas provocadas por la infección, mejorando la función inmune. Sumarás vitamina E desayunando por ejemplo cereales enriquecidos, tostadas con aceite de oliva ó pasta de almendras.

4.- Lentejas, pescado y carnes blancas. Aportan proteínas y zinc, mineral que protege de las infecciones y  favorece la cicatrización de las heridas.  Una ingesta pobre de proteínas puede aumentar el riesgo de padecer infecciones. No pueden faltar las legumbres en general (guisantes, lentejas, garbanzos,…), los huevos, las carnes magras y el pescado.  

5.-Verduras, hortalizas, plantas y especias con propiedades mucolíticas, expectorantes y calmantes:  Coles, coliflor, rábanos, puerro, ajo, cebolla, miel, jengibre, cúrcuma, lavanda, romero y perejil. Este grupo de alimentos pueden ayudar a sobrellevar algunos de los síntomas catarrales más frecuentes en los procesos infecciosos, poseen propiedades que suavizan la garganta y alivian la irritación leve de las mucosas. Son recomendables las preparaciones sencillas de alimentos (cocción, vapor, plancha ,..) con texturas blandas y líquidas (caldos,infusiones, gelatinas, cremas, purés,..) adecuadas para hidratar y recuperar el calor corporal.

Envíe sus dudas a: 
[email protected]