+ Motor

Tras los calendarios, la nueva moda en la FGA: Los complementos que cambian organigramas de carreras

+ Motor

Tribuna

Tras los calendarios, la nueva moda en la FGA: Los complementos que cambian organigramas de carreras

La ausencia de modificaciones en los calendarios desde hace más de un semana ha hecho cuestionarse a los aficionados la siempre volátil y a veces divertida actividad federativa

A muchos les puede sorprender el silencio federativo después de una pandemia del coronavirus tan 'emocionante' en las oficinas de la FGA. Los días de vino y rosas han pasado (para todos) y con la enésima versión de un calendario que ya está en los huesos puede parecer que ya no queda mucho más que contar, salvo si se echa un ojo a los complementos del reglamento particular de la Subida a La Saleta, que marcará el reinicio de la competición en cuesta en Galicia (aunque hace solo unos días todo apuntaba a que sería en Oia).

Y es que la nueva composición de los oficiales de la prueba (complemento 2 en la web de la FGA) invitan a pensar que los organizadores iniciales han dado un paso a un lado (colaborando con la organización igualmente, más por amor a la prueba que por deseo propio creo pensar) para dejar paso a la propia estructura de la FGA, en la que encontramos a varios vocales e incluso miembros de la comisión delegada en puestos claves del entramado. Porque si en algo se caracteriza la Federación que preside Iván Corral es en los cambios inesperados, esos giros argumentales propios de series como 'Twin Peaks' o 'Doctor en Alaska', como las volátiles apariciones y desapariciones de las carreras de Pazos de Arenteiro o Maside o alguna que otra más que ahora se escapa, porque otra cosa no, es difícil guardar todas las versiones del calendario gallego, todo un reto la verdad.

El cambio de estrategia no es nuevo, ya se hizo en temporadas anteriores y lo descubrió Miguel Díaz 'Chapi', que ahora disfruta de un retiro dorado y piensa más en cochecitos de paseo que en coches de carreras (felicidades). No es cuestionable el cambio de oficiales, pero sí quizá el hecho de continuar adelante con los campeonatos a pesar de los incesantes brotes en las siete áreas sanitarias gallegas.

Porque después de las intervenciones del presidente en los medios comunicación (centrado en llegar a la Rfeda con Luis Monzón, otra cosa es que suceda), poco le puede quedar por contar o sí, quién sabe. Porque si algo ha quedado claro es que carrete tiene, ya sea en la meta del último tramo del Rally de Ourense o en una intervención a través de videoconferencia, la comunicación no tiene límites.