+ Motor

Seis consejos para preparar tu coche para la llegada del invierno

+ Motor

Seis consejos para preparar tu coche para la llegada del invierno

El estado de los neumáticos, los niveles y el estado de diversos elementos mecánicos, claves ante la llegada inminente del frío

Llega el invierno y con él, aumentan los riesgos en la carretera. La bajada de temperaturas de los últimos días y lo inestable del tiempo obligan a cambiar las prioridades y a fijarse un poco más en el mantenimiento del coche, especialmente en una serie de puntos clave.

Y es que el aumento de accidentes y averías en los meses invernales es un hecho. Las dificultades en la carretera hacen crecer el tiempo de reacción y con él los problemas a la hora de solucionar imprevistos. Por eso es importante mantener la salud del vehículo lo mejor posible para no aumentar las probabilidades de un incidente en la carretera.

Para ello es recomendable seguir estas seis indicaciones que mejorarán sustancialmente el desempeño del mismo sobre el terreno:

1. El estado de los neumáticos:

El apoyo contra el terreno es clave a la hora de minimizar los problemas durante los viajes. Observar el desgaste (tanto la cara interior como exterior) y respetar las presiones del fabricante son esenciales. Además, los neumáticos de invierno o un juego de cadenas son especialmente recomendables en zonas donde las condiciones son peores. 

Los mínimos de banda de rodadura son de 1,6 milímetros, aunque muchos especialistas recomiendan revisar e incluso cambiar las ruedas cuando desciendan de 3 milímetros.

Especialmente importante es recordar que desde la DGT se ha puesto en marcha una campaña de revisión de estos elementos y las sanciones por no contar con unos con buena salud son superiores, en muchos casos, al importe de unos nuevos.

2. Iluminación exterior:

Es evidente que siempre es importante, pero comprobar periódicamente que ninguna bombilla está fundida es fundamental. En los meses invernales las horas de luz disminuyen y la llegada de otros elementos como la lluvia y la niebla hacen esencial que tanto iluminación como las ópticas luzcan buena salud ya que es otro de los puntos que revisan en la nueva campaña de la DGT.

3. Anticongelante, liquido limpiaparabrisas, escobillas y nivel de aceite:

El líquido anticongelante de calidad puede sacar de un entuerto grave a más de un conductor a un precio contenido. Renovarlo periódicamente y elegir el adecuado para la zona en la que se vive es importante, incluso para alargar la longevidad de algunos componentes, tales como el arranque y si el coche pasa la noche a la intemperie.

En el caso del líquido limpiaparabrisas, en los meses de invierno resultaría interesante añadir algún tipo de fluido anticongelante. Primero para evitar que se forme hielo en su depósito y segundo para ayudar a descongelar el parabrisas cuando la temperatura baje en exceso. También es interesante tener una rasqueta para el cristal.

Evidentemente, renovar las escobillas es una parte que muchos descuidan, pero que cambia diametralmente la visibilidad cuando están en buen estado. Muchas de ellas incorporan un 'chivato' en forma de pegatina que muestran su estado de salud.

car-1836574_1280_resultado

El nivel y buen estado del aceite del coche además de prolongar la vida del coche, ayudará a su mejora en el rendimiento. Para comprobar el nivel de aceite del coche hay que localizar la varilla en el motor. Este procedimiento hay que hacerlo siempre con el coche en frío y en una superficie plana. Sacar la varilla, limpiar con un trapo, volver a introducirla hasta el fondo y retirarla de nuevo. Si la medida está entre los puntos de referencia de la cala, todo correcto, en caso que tenga los niveles bajos, debe reponerse y comprobar en un taller el motivo de esa pérdida.

4. Niveles de combustible:

Siempre es importante, pero a la hora de hacer un viaje en invierno es esencial llevar el depósito con el mayor número de litros de combustible. Es cierto que en los últimos años ya no se producen los cortes de carretera por las inclemencias del tiempo que había anteriormente, pero nadie está libre de una tormenta que obligue a pasar unas horas dependiendo de la calefacción dentro del coche.

5. Batería:

Es un elemento del que depende el funcionamiento del coche. Es complicado comprobar su estado de carga, aunque con un polímetro puede comprobarse el nivel. Existe la posibilidad de que deje de funcionar, por lo que saber como poner unas pinzas para revivir (puede que de forma momentánea) este elemento.

¿Cómo se arranca un coche con pinzas?

Para arrancar un coche con pinzas es importante que ambos vehículos estén apagados. Con las pinzas, primero hay que conectar el cable rojo al borne positivo de la batería sin carga. Después el cable rojo al borne positivo de la batería cargada. El siguiente paso es conectar el cable negro al borne negativo de la batería cargada y por extensión el cable negro que queda al borne negativo de la batería descargada.

A continuación arranca el coche con la batería cargada y posteriormente intenta lo mismo en el que la tiene descargada. Para soltar los cables de las pinzas hay que seguir el mismo sistema de forma inversa, es decir, empezando por los cables negros y terminando con los rojos. 

Es imprescindible no equivocarse en el montaje para no provocar un cortocircuito en ambos coches.

6. Botiquín de emergencias:

Siempre es recomendable tenerlo en el coche, pero en invierno más. En él debes incluir lo esencial para cualquier tipo de imprevisto en forma de corte, quemadura o lesión superficial.

Por último, aunque mucha gente no lo tiene en cuenta, es recomendable llevar siempre agua y algún alimento (cuando se realice un viaje), un teléfono móvil cargado y un cable de cargador y una manta para evitar pasar frío en caso de una retención.