+ Motor

Neuville y Gilsoul destapan el tarro de las esencias y conquista su primer Montecarlo

+ Motor

Neuville y Gilsoul destapan el tarro de las esencias y conquista su primer Montecarlo

El equipo belga completó la remontada con los cuatro mejores cronos del día, que unió a los dos últimos del sábado

Thierry Neuville y Nicolas Gilsoul se hicieron, después de una espectacular remontada, con la victoria en el Rally de Montecarlo, cita inaugural del Campeonato del Mundo de la especialidad por delante de Sébastien Ogier y Elfyn Evans.

Los gritos y saltos de Neuville tras cruzar la meta de la powerstage reflejaban el alivio y alegría que supuso para el belga el triunfo en suelo alpino. Tras quedarse en 2019 a las puertas del triunfo, el piloto de Hyundai realizó dos jornadas casi inmaculadas, con seis mejores cronos consecutivos y una exhibición de pilotaje de máximo nivel. 

Por detrás, intentando aguantar sin éxito los ataques de Neuville, los dos debutantes de Toyota, Sébastien Ogier (con Julien Ingrasia) y Elfyn Evans (con Dan Barrit), protagonistas de un rally de alternativas, que finalmente se decantó para el galo, que vio rota su racha de triunfos consecutivos en la cita de casa. Evans, por su parte, no se mostró especialmente contento con su rendimiento en la última jornada, en el que perdió el segundo escalón del podio en favor de su compañero y jefe de filas.

El cuarto lugar de la tabla, en una prueba de menos a más después de los problemas mecánicos del jueves fue para Esapekka Lappi con Janne Ferm, tan rápido en los tramos del sábado y el domingo como parco en palabras a los medios. El finlandés salvó los muebles en los tramos del entorno de Gap para M-Sport, que vio como Suuninen abandonaba por problemas de transmisión y se reenganchaba en Superrally, Greensmith protagonizaba uno de los abandonos más surrealistas del Mundial y Jocius apenas tenía protagonismo (ni lo tendrá durante el año).

Una de las revelaciones de la prueba, al margen del quinto lugar, fue Kalle Rovanperä. El finlandés realizó una prueba muy inteligente y bien asesorado firmó sus primeros puntos en su debut en la máxima categoría del Campeonato del Mundo.


Camilli, vencedor entre los WRC2 y 3


En ese batiburrillo de categorías que se ha convertido el WRC2 y el WRC3, el vencedor global fue el francés Eric Camilli, que a los mandos de un Citroën C3 R5 comandó el triple del doble chevrón con Nicolas Ciamin y Mads Ostberg (el noruego pinchó en el primer tramo del viernes y se dejó tres minutos) en segunda y tercera posición, respectivamente.

Entre los españoles, fin de semana para olvidar para Pepe López y Borja Rozada. Tras tres salidas de carretera en las tres primeras jornadas, el madrileño terminó abandonando en la primera especial del domingo con el Citroën C3 R5 de Sports&You. Miguel Díaz Aboitiz y Diego Sanjuan completaron su primer Rally de Montecarlo con el Skoda Fabia R5 de Calm en la séptima posición de la categoría WRC3.