+ Motor

El duelo del siglo está servido

+ Motor

MOTOR

El duelo del siglo está servido

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, durante una de las jornadas de test que realizaron previas al Mundial.
photo_camera Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, durante una de las jornadas de test que realizaron previas al Mundial.

El Rally de Montecarlo, primera cita puntuable para el Campeonato del Mundo de 2019, pondrá sobre la mesa el gran enfrentamiento, Ogier frente a Loeb

Las pruebas y test han terminado. El shakedown de esta mañana en Gap pondrá en marcha una nueva edición del Rally de Montecarlo, cita inaugural del Campeonato del Mundo de la especialidad.

Atrás queda una pretemporada marcada por los movimientos en los equipos oficiales. El retorno de Sébastien Ogier y Julien Ingrassia a Citroën y el fichaje de Kris Meeke y Seb Marshall por Ford se vieron eclipsados por el aterrizaje de Sébastien Loeb y Daniel Elena en el equipo Hyundai, un golpe de efecto que derivó la atención de los medios hacia la estructura coreana, que intentará gestionar de la mejor forma posible contar con cuatro pilotos después de un 2018 tremendamente decepcionante.

El gran perjudicado, el española Dani Sordo, que tendrá un programa compartido en función de lo que busque el nueve veces campeón del Mundo.

Así pues, la localidad francesa de Gap (ciudad natal de Ogier) volverá a ser el epicentro de una competición dividida en cuatro jornadas y con el recorrido más corto de su historia moderna (poco más de 320 kilómetros).

Primer asalto entre el duelo más esperado, el de los Sébastien. Ogier frente a Loeb, o lo que es lo mismo, 15 títulos mundiales y 13 victorias en la prueba monegasca, entre ambos contendientes.

Parte como favorito el 'hijo pródigo' Ogier, que vuelve a Citroën con el firme propósito de darle a la marca de los dos chevrones su triunfo número 100 en el Mundial y devolverla a lo más alto de los podios, después de varias temporadas de resultados más que discretos. Para evitarlo y al margen del potencial de Loeb y Elena, que llegan a la prueba tras disputar el Dakar y con solo dos jornadas de prueba sobre el Hyundai I20 Wrc, será importante conocer en qué estado de forma parten Thierry Neuville y Ott Tänak, los verdaderos protagonistas del pasado certamen junto al campeón Ogier.

Neuville parece haber aprendido la lección después de su decepcionante segunda mitad de temporada 2018 y Tänak ha confirmado que es, por méritos propios, el piloto más rápido del momento.

Más incógnitas despierta el papel que puede realizar M-Sport Ford después de la marcha del vigente campeón. Sin dejar excesivamente claro quien será el jefe de filas, por experiencia parece que ese rol será para el galés Elfyn Evans. A su lado, una de las promesas finlandesas, Teemu Suninen, que afronta su primer año completo sobre uno de los Fiesta Wrc.

Y si hablamos de incógnitas y muchas más dudas que certezas, tres pilotos. Andreas Mikkelsen, Kris Meeke y Jari-Matti Latvala son capaces de lo mejor y lo peor en una misma prueba, casi en el mismo tramo cronometrado. Rápidos cuando la corriente es buena, erráticos cuando los problemas llegan.

Como dato curioso, la modificación del programa de Dani Sordo y Carlos del Barrio por la llegada de Loeb a Hyundai dejará a los aficionados españoles sin un solo represnetante en la línea de salida, algo que no sucedía desde hace más de 35 años.

Y en cuanto a la segunda categoría, el WRC2, varias novedades. La modalidad Pro aterriza en el Mundial para dividir a las marcas de los equipos privados.

En el primer asalto, el jovencísimo Kalle Rovanperä es el rival a batir. Para evitarlo, otros dos jóvenes valores, Yoann Bonato y Gus Greensmith. 


Montecarlo, primera oportunidad


Los tramos de los Alpes Marítimos serán el escenario desde hoy de la competición.

Para hoy jueves, las dos primeras especiales cronometradas. La noche será protagonista de una prueba imprevisible en cuanto a clima y condiciones de la carretera.

La Breole y Avançon marcarán hoy las primeras ventajas en la clasificación en un rally mítico, casi tanto como los más de 100 años de historia de la prueba.

Para el resto de días de competición, un esquema compacto, con pocos tramos y mucho enlace. El viernes se disputarán seis especiales, tres a doble pasada (Valdrôme, Roussieux y Curbans), mientras que el sábado (Agnières-en-Dévoluy y     St-Léger-les-Mélèzes) y domingo serán solo cuatro, con el Turini como protagonista.

Por delante cuatro días de competición, el nuevo Mundial de Rallys está en marcha.