La Región

ESF 2019, conducción integral para el futuro

Su iluminación interior vital mantiene el ritmo biológico natural de sus ocupantes
El vehículo experimental de seguridad ESF 2019 está basado en el modelo Mercedes-Benz GLA.
El vehículo experimental de seguridad ESF 2019 está basado en el modelo Mercedes-Benz GLA.
ESF 2019, conducción integral para el futuro

El ESF 2019 es el último modelo de una saga de vehículos de seguridad experimental creados por Mercedes-Benz desde la década de los años 70, los cuales han aportado a la automoción numerosos sistemas de seguridad utilizados en los actuales vehículos de producción.

El ESF 2019, basado sobre el modelo GLE, posee una propulsión híbrida enchufable, siendo capaz de conducir de manera totalmente automática en muchas situaciones, por lo que dispone de asientos totalmente flexibles con elementos de seguridad adaptados para la protección de sus ocupantes, cual sea su posición dentro del vehículo, disponiendo de airbags de forma tridimensional que permiten una mayor cobertura o cinturones con alimentación eléctrica, que ajustan de forma adecuado la tensión. Sus pedales y volante se retraen para una mayor comodidad cuando se conduce en modo automático.

A su conducción automática y autónoma, se suman tecnologías como la seguridad de los peatones mediante sensores de su sistema Active Brake Assist. advirtiendo al conductor y si este no responde procede al frenado del vehículo.  Estos sensores también vigilan el tráfico y puede avisar a otros usuarios de la vía de cualquier peligro. En caso de una avería o accidente, desde su parte posterior se despliega automáticamente un pequeño robot, que se sitúa al borde de la carretera alertando a otros conductores, a la vez que despliega otro triangulo en su techo y en su cristal posterior. En breve, estas y otras tecnologías de ESF, llegaran a nuestros vehículos.