+ Motor

Jaguar Land Rover destina varios millones a investigar la conducción todoterreno autonoma

+ Motor

Jaguar Land Rover destina varios millones a investigar la conducción todoterreno autonoma

El proyecto de investigación de Jaguar Land Rover "Autonomous all-terrain driving" tiene como objeto fabricar un vehículo sin conductor viable

Jaguar Land Rover ha realizado una demostración de las tecnologías desarrolladas fruto de sus investigaciones que podrían permitir a los futuros vehículos autónomos circular sin conductor sobre cualquier superficie o terreno, informó la marca.

El proyecto de investigación de Jaguar Land Rover "Autonomous all-terrain driving" (Conducción todoterreno autónoma) ha supuesto para el fabricante una inversión de varios millones de libras y tiene como objetivo fabricar un vehículo sin conductor viable en todas las condiciones meteorológicas para cualquier entorno de conducción de la vida real, tanto en carreteras como en situaciones todoterreno.

El objetivo de Jaguar Land Rover se centra en ofrecer una conducción autónoma en cualquier superficie. La próxima generación de sensores serán los "ojos" de los futuros vehículos todoterreno autónomos, llevando la inteligencia artificial y la capacidad del vehículo a un siguiente nivel.

Puesto que los sensores están siempre activos y disponen de una mejor visibilidad que la del conductor, este sistema será capaz de proporcionar al vehículo la capacidad necesaria para planificar la ruta que debe tomar en cualquier superficie.

La investigación en identificación de superficie y sensores de trayecto en 3D (Surface identification and 3D path sesnsing) combina cámara, ultrasonido, radar y sensores `Lidar` para ofrecer al vehículo una visión de 360 grados que permita determinar las características de la superficie, hasta la anchura de un neumático, incluso si llueve o nieva, para planificar la ruta.

Los sensores ultrasónicos detectarán las condiciones de la superficie cinco metros por delante del vehículo, siendo capaces de identificar la hierba, la gravilla, la arena y la nieve antes de pasar por encima.

El vehículo reducirá de manera automática la velocidad cuando detecte grandes baches o agua estancada delante de él.

Se ha realizado también una demostración utilizando un `convoy` todoterreno de vehículos conectados, gracias a una comunicación de vehículo a vehículo, lo que facilita la marcha y progreso así como la experiencia del conductor.