+ Motor

De Meo dice que `Renaulution` es "bueno" para España

+ Motor

De Meo dice que `Renaulution` es "bueno" para España

"El plan es una oportunidad para nuestro ecosistema industrial en España, que consideramos fuerte en el mundo de Renault, porque son muy competitivas", insistió el CEO de la firma francesa

El consejero delegado del grupo automovilístico Renault, Luca de Meo, ha asegurado que el nuevo plan estratégico del fabricante francés, denominado `Renaulution`, es "bueno" para España, aunque ha matizado que dependerá de la competitividad de las fábricas nacionales y de la negociación con los representantes de los trabajadores y demás partes interesadas.

En la presentación de la nueva `hoja de ruta` de la firma gala, De Meo ha indicado que España es un país "competitivo" y "fuerte" para Renault, por lo que ha subrayado que en general el plan es "bueno" para el país.

Asimismo, ha indicado que no se pretende reducir puestos de trabajo, sino buscar más competitividad. Además, ha explicado que las factorías españolas no están completamente utilizadas, por lo que todavía tienen "potencial".

"El plan es una oportunidad para nuestro ecosistema industrial en España, que consideramos fuerte en el mundo de Renault, porque son muy competitivas", ha insistido De Meo, quien ha vuelto a subrayar la importancia de la negociación con las diferentes partes.

También se ha referido al español José Vicente de los Mozos, vicepresidente ejecutivo de Producción y Logística del grupo Renault, señalando que están buscando junto a él cómo aumentar la competitividad y buscar ideas para dar producción a las plantas que no están totalmente llenas y donde hay potencial.

Según de Meo, la estrategia da "mucha esperanza" a muchos empleados de Renault, ya que la firma tiene una dirección clara, centrada en el valor y abrirá la mente para el futuro. "El futuro de la automoción será diferente, probablemente mejor si nos anticipamos", ha sentenciado.

El nuevo plan estratégico de Renault pretende reducir sus costes fijos en 2.500 millones de euros hasta 2023, mientras que para 2025 espera que se hayan recortado en hasta 3.000 millones, cifra superior a la anunciada el pasado mes de mayo, cuando dijo que el fabricante disminuiría sus gastos en 2.150 millones hasta 2023.

Además, el grupo galo también prevé bajar sus costes variables y se marca el objetivo de mejorar en 600 euros el coste por vehículo hasta 2023, ya que su intención es "imponer una estricta disciplina de costes" y centrarse en la creación de valor y no en la carrera por el volumen.