La Región

MOTOR

Suspensión activa predictiva en las versiones TFSI del A8

Esta nueva tecnología de amortiguación gestiona la altura de la carrocería en función de la conducción,
Suspensión activa predictiva en las versiones TFSI del A8

Desde este pasado mes de agosto, Audi para sus versiones TFSI del nuevo A8, incluye en su oferta de extras, el sistema de suspensión activa predictiva. Esta nueva tecnología de amortiguación gestiona la altura de la carrocería en función de la conducción, pudiendo regular sus cuatro puntos de amortiguación en cinco décimas de segundo.

Unos motores eléctricos ubicados en cada una de sus ruedas, alimentados por el sistema central de vehículo de 48 voltios, están controlados por una unidad de potencia. Una transmisión por correa y una compacta transmisión armónica pueden aumentar el par del motor eléctrico casi 200 veces, hasta alcanzar 1.100 Nm, y lo aplican a un tubo giratorio de acero. Este último está fijado permanentemente a una barra de titanio situada en su interior, es capaz de girar más de 20 grados. 

Desde el extremo del tubo giratorio, la fuerza se transmite a la suspensión a través de una palanca y una bieleta de acoplamiento. En la suspensión delantera actúa sobre la prolongación del muelle y en la suspensión trasera lo hace sobre un brazo transversal.

Esta suspensión facilita al A8 el circular por una curva rápida con 1 g de aceleración lateral y un ángulo de balanceo, inclinación de la carrocería, de escasos 2 grados que, en comparación con una amortiguación estándar, que sería de 5 grados, ofreciendo una conducción con reacciones neutras.