La Región

MOTOR

Suzuki S-Cross, listo para afrontar la carretera y el off-road

Es uno de los pocos crossovers que dispone de un verdadero sistema de tracción a las cuatro ruedas
El Suzuki S-Cross.
El Suzuki S-Cross.
Suzuki S-Cross, listo para afrontar la carretera y el off-road

Desde su salida al mercado en 2006, el S-Cross de Suzuki dispone de tracción a las cuatro ruedas, denominada SX4 que, junto a su altura al suelo, robustez de su carrocería y suspensión, garantizan la circulación tanto off-road como en condiciones climáticas extremas. El Suzuki S-Cross emplea la variante Select del sistema 4WD All Grip, que permite seleccionar cuatro programas, Auto, Sport, Snow y Lock, a través de un simple dial ubicado en el túnel central.

Además de ofrecer la tracción All Grip, el S-Cross aumentó en su última actualización su distancia libre al suelo, que ahora es de 180 mm, lo que permite afrontar zonas de pequeña complicación sin temor a tocar los bajos del coche. 

El Chasis del el S-Cross, de acero de muy alta resistencia, y sus sistemas de suspensión son robustos y ligeros. Esto contribuye a una conducción estable y a un bajo consumo de combustible en carretera y a soportar un uso esporádico fuera de ella.

El interior también acompaña al carácter aventurero de este modelo. El S-Cross ofrece unas buenas cotas de habitabilidad y un maletero de 430 litros, que puede ampliarse abatiendo los asientos traseros (60:40). La bandeja inferior situada sobre el piso del maletero se adapta a múltiples posiciones y proporciona una gran flexibilidad. La zona de carga dispone de una toma de corriente 12V y de ganchos para fijar el equipaje.