La Región

SERVICIOS - AGUA

Augas de Galicia suspende la calidad de la depuración en Verín

En uno de los últimos informes califica el funcionamiento de la EDAR de la villa de muy deficiente

Estado que presenta el Támega a su paso por Oímbra, muy cerca de la depuradora verinense.
Estado que presenta el Támega a su paso por Oímbra, muy cerca de la depuradora verinense.
Augas de Galicia suspende la calidad de la depuración en Verín

La situación de la actual estación depuradora del Concello de Verín (EDAR), en Queizás y ya casi limítrofe con el vecino municipio de Oímbra, es, como así la viene calificando el organismo autonómico Augas de Galicia de manera reiterada, "muy deficiente". El último de los informes recibidos en el Consistorio ratifica punto por punto los de los últimos tres años y, aunque asegura que la muestra de agua tomada cumple los límites de vertido establecidos en la Directiva europea 91/271/CEE, recomienda encarecidamente una urgente actuación en la estación depuradora de aguas residuales de la villa.

Así, reconoce que "o máis prioritario é solventar os problemas de saneamento e depuración existente na localidade de Verín. Cómpre sinalar que o río Támega está designado como zona sensible, o que implica uns condicionantes de vertido máis estritos". Apunta la responsable del informe, Judith Poncet, que "sería necesaria a realización dunha campaña de inspección de cara a indentificar os puntos de infiltración de augas brancas (...), pois na actual situación a auga residual producida pola localidade de Verín non chega á estación depuradora", señala en el último de los documentos enviados al Concello, con fecha de salida 21 de junio de 2018.

La situación, sin embargo, lejos de ser puntual, se mantiene en el tiempo, según el alcalde de la villa, Gerardo Seoane: "En los últimos ocho años esta estación depuradora nunca cumplió los parámetros exigidos para evitar una contaminación al río. Augas de Galicia así lo viene apuntando en sus respectivos informes; en todos, desde que soy alcalde, concluye que es necesario mejorar la conservación y mantenimiento de los equipos e instalaciones, algunos de los cuales están en muy mal estado". Añade el regidor que "no lo digo yo, lo recogen de manera literal todos los controles de Augas de Galicia". 


Sin plazos


Por el momento, aunque se conoce la intención de la Confederación Hidrográfica del Duero de acometer una reforma importante en la EDAR verinense, no hay plazos fijados para la adjudicación de la obra, pese a que su proyecto se licitó hace más de un año y ya está a disposición del organismo de cuenca castellanoleonés.


Mantenimiento millonario e inefectivo


En el próximo pleno que protagonizará la Corporación local se debatirá la resolución del contrato de prestación de servicios de mantenimiento a una empresa externa, que tiene un coste mensual de 16.000 euros y que "está comprobado que no deja de ser un desperdicio de recursos públicos inmenso. Con ese precio, y en los últimos 18 años, donde es fácilmente constatable que el mantenimiento fue a todas luces deficiente, el Concello de Verín ha abonado más de tres millones de euros", sostiene el regidor municipal Gerardo Seoane. 

El estado de la depuradora, y su más que deficiente funcionamiento, ya fue objeto de crítica por parte de la Cámara Municipal de Chaves al organismo de cuenca homólogo del país vecino en 2015, ante el que elevaron una queja formal por la calidad de las aguas que llegaban a la villa flaviense.

No han sido los únicos. Recientemente, y aunque la propia alcaldesa del municipo cercano de Oímbra, Ana María Villarino, ha manifestado en reiteradas ocasiones la necesidad de mejorar el cauce del Támega a su paso por su territorio, la portavoz del BNG en el Concello, Perfecta Losada, hacía pública esta semana la urgente necesidad de una actuación de la Confederación en su entorno.