Monterrei

El bloqueo con Portugal se hace sentir en la economía verinesa

Monterrei

El bloqueo con Portugal se hace sentir en la economía verinesa

MIGUEL ÁNGEL
photo_camera MIGUEL ÁNGEL

La economía local verinesa sigue tratando de mantenerse a flote a pesar de que las medidas restrictivas por la crisis sanitaria siguen endureciéndose. Este jueves se cumplía una semana del cierre voluntario de la hostelería y el Concello de Verín decidirá en las próximas horas el devenir de las terrazas, las cuales mantenía ya cerradas por un decreto previo. Un cincuenta por ciento de los hosteleros han solicitado ya las primeras ayudas en el Concello -un mínimo fijo de 300 euros para cada hostelero que se sumó a la medida de cierre-. 

Por otra parte, el sector hostelero y comercial siente el cierre, especialmente, por el bloqueo con Portugal, clientela asidua de las tiendas de textil de la localidad e, incluso, de las gasolineras transfronterizas.

El gerente de la gasolinera Galp, ubicada en Feces de Abaixo, Juan José Feijóo, afirmó que el negocio que dirige cuenta con "muchísima clientela portuguesa" y que, a falta de evaluar la incidencia del cierre en los beneficios económicos, teme una merma. "Claro que notaremos el cierre con Portugal", aseguró. "Verín vive de Chaves y Chaves vive de Verín, tenemos mucho que ver. La verdad, no entiendo que pase esto cuando somos una Eurocidade", añade. 

Hosteleros de Vilardevós

El grupo municipal socialista del Concello de Vilardevós, por su parte, registró esta semana una moción para solicitar ayudas al sector hostelero del concello -en la línea de Verín-, que cuenta con una importante presencia. "Instamos al Grupo de Gobierno a ponerse en contacto con responsables de bares y cafeterías y les ayude a paliar esta situación", reclaman.