Monterrei

El Concello de Monterrei se declara zona de emergencia tras la tormenta

Monterrei

tormenta

El Concello de Monterrei se declara zona de emergencia tras la tormenta

Tres vecinos conversan este martes, el día después de la riada, mientras limpian el lodo en una calle en el centro de la localidad de Infesta (MARTIÑO PINAL).
photo_cameraTres vecinos conversan este martes, el día después de la riada, mientras limpian el lodo en una calle en el centro de la localidad de Infesta (MARTIÑO PINAL).

Brigadistas de obras, bomberos y vecinos reparaban este martes los desperfectos ocasionados por las riadas en el municipio

La Corporación municipal de Monterrei se reunirá este miércoles en sesión plenaria extraordinaria para aprobar la declaración de zona de emergencia  (antes zona catastrófica) con el objetivo de recaudar fondos económicos para paliar los daños que ocasionó la tormenta registrada el pasado lunes, que sepultó la aldea de Infesta bajo el lodo y las piedra. La tromba de agua también destruyó muros y cubrió de lodo y piedras las calles de Albarellos, Guimarei, A Salgueira y Vilaza.

Los vecinos de Infesta fueron los más afectados, dado que el agua arrastró coches, tractores e inundó medio centenar de inmuebles, además de derrumbar una "palleira" agrícola. Entre las piedras y lodo se apreciaban ayer gallinas y perros muertos al quedar atrapados en la riada. "O estado en que quedaron os pobos é dantesco. Os veciños viviron momentos terribeis", apuntó el alcalde, José Luis Suárez.

Los vecinos se afanaban en la mañana de este martes en arreglar los desperfectos. A los trabajos de limpieza se sumaron varias brigadas de obras de la Diputación, que se desplazaron con varios vehículos y una pala, Guardia Civil, bomberos de Verín y Xinzo, efectivos de Protección Civil Verín, Maceda, Allariz, Cortegada y Monterrei y los  operarios de la empresa Foresga que se encontraban en la zona realizando desbroces. La Axencia Galega de Emerxencias desplazó un vehículo de carga con capacidad para 25.000 litros de agua para baldear las calles.

Para acceder a Infesta aún había que cruzar en la mañana de ayer por una enorme balsa de agua, que discurría desde la montaña cubriendo todo el asfalto. A los pocos metros, la riada se llevó por delante  varios muros de hormigón y todos los productos que creían en un invernadero. La Guardia Civil no dejaba acceder al pueblo sin llevar puesto un chaleco reflectante. Una vez rebasado el control, la estampa era desoladora, calles cubiertas de lodo piedras y troncos. "Acordo treboadas, pero como esta non. Choveo tan forte, que as calles parecían rios", aseguraba una vecina, Remedios Matías. 


Cualedro y Valdeorras


La tormenta causó destrozos en viviendas y una granja ovina de Cualedro e inundaciones en viviendas, bajos e infraestructuras públicas de O Barco. En Valdeorras al igual que en la de Monterrei, el granizo causó cuantiosos daños en el viñedo. Unións Agrarias aseguraba que, una primera valoración, resultaron afectadas 300 hectáreas de viñedo amparado por las denominaciones de origen Monterrei y Valdeorras.

El conselleiro de Medio Rural, José González, visitó este martes ambas comarcas para conocer sobre el terreno el alcance de los desperfectos después de que los distintos técnicos de las oficinas agrarias inspeccionaran el terreno. 


Financiación de seguros


El conselleiro recordó la importancia del contratar seguros agrarios para estar cubiertos frente a imprevisto como puede ser una tormenta. En este sentido, destacó que la Xunta destinó más de 5.000.000 euros en ayudas para contratar pólizas. “É preciso subscribir seguros agrarios para protexer o noso medio de vida, o noso negocio”, afirmó.

Mientras, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda  activó su "bono de alugueiro social", al que pueden acogerse todos los afectados por la riada que precisen de alquilar una vivienda.  La iniciativa financia con un 50% el alquiler de una vivienda. Los vecinos afectados también dispondrán de una ayuda de 600 euros para gastos del contrato y suministros. 

La delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz, también visitó las zonas dañadas en Monterrei. "O primeiro e fundamental e a limpeza dos lodos e pedras nas rúas para recuperar a normalidad", apuntó 

Mientras, desde el BNG solicitaban al Gobierno central y a la Xunta que activaran de "forma inmediata" todos los mecanismos para paliar los daños que ocasionó la tormenta. La parlamentaria del PSdeG Carmen Rodríguez reclamó a la Xunta una "línea de axudas para los afectados, créditos preferentes e unha reducción da carga tributaria".


Servicios técnicos del Inorde


El presidente de la Diputación, Manuel Baltar, dio cuenta este martes de una declaración institucional para mostrar su apoyo a los afectados por la riada y puso los servicios técnicos del Inorde a su disposición para valorar los daños. 

Concellos y vecinos no se atrevían este martes a poner cifras concretas a  los desperfectos. "Son cuantiosos e co paso dos días iremos cuantificando os danos e veciños afectados", aseguró el alcalde de Monterrei, que  criticó a la Confederación  del Duero  por el estado en que se encuentra el río Rubín, que se desbordó durante la tormenta. 

Más en Monterrei