Monterrei

Le crean perfiles falsos y le hacen pasar por prostituta, en Verín

Monterrei

Investigación

Le crean perfiles falsos y le hacen pasar por prostituta, en Verín

Las redes fueron creadas en Instagram.
photo_cameraLas redes fueron creadas en Instagram.
Las cuentas de Instagram tenían fotos de la mujer, del móvil de su expareja

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta para identificar a la persona que suplantó la identidad de una vecina de Verín, identificada como S.L.P., de 48 años, en una red social (Instagram) para crear perfiles falsos en los que insinuaban que  se dedica a la prostitución. El ciberdelincuente, según fuentes de la investigación, hizo públicas fotografías eróticas de la víctima, que están acompañadas de mensajes con el objetivo de captar la atención de personas que buscan sexo.

La víctima se percató de que alguien había creado perfiles falsos en su nombre a mediados del pasado mes de diciembre, pero inicialmente no le hizo caso ante la  sospecha de que podría tratarse de una broma de mal gusto. La situación cambió cuando el autor comenzó a publicar en cada uno de los perfiles fotografías personales suyas, algunas de ellas con contenido erótico.

La víctima denunció los hechos ante la  Guardia Civil que, según las mismas fuentes, centra las pesquisas en una expareja sentimental de la denunciante, identificado como A.J.D.S., de 51 años, natural de Vila Real (Portugal).

Los agentes lo están buscando para tomarle declaración ante la sospecha de que fue él quien hizo públicas las instantáneas y los mensajes. La víctima, según fuentes de la investigación, argumentó que  las fotos que aparecían en los perfiles las había tomado con el teléfono móvil de su excompañero en el transcurso de la relación que mantuvieron en la villa del Támega.

Las pesquisas están siendo coordinadas por el Juzgado Mixto 1 de Verín, después de que fueran anuladas los falsos perfiles y retiradas las fotografías y mensajes.


Incremento de delitos


Los delitos de suplantación de identidad en redes sociales se duplicaron en el 2019. Las fuerzas de seguridad registraron 22 denuncias frente a las diez contabilizadas el año anterior, según fuentes del Ministerio del Interior.

Este tipo de infracciones penales van en aumento. Solo durante el mes de diciembre, la Guardia Civil registró cinco denuncias de otros tantos ourensanos. En lo que va de año ya contabilizaron otras cuatro, siendo en una de ellas la víctima  una menor (14 años) con domicilio en Carballiño. Los ciberdelincuentes le robaron su perfil también en Instagram para verter todo tipo de insultos y amenazas.  La página también fue cancelada  de inmediato.