VERÍN

El cruceiro de la discordia

El cruceiro de Tamaguelos (Verín) mantiene enfrentados al Concello y Patrimonio. Los vecinos se plantearon trasladarlo para la plaza del pueblo, pero Patrimonio no autorizan el cambio de lugar. 

O cruceiro situado en Tamaguelos.
O cruceiro situado en Tamaguelos.
El cruceiro de la discordia

Los vecinos de Tamaguelos (Verín) no podrán embellecer de momento la plaza principal de la localidad con el cruceiro que fue colocado hace siglos en la margen derecha de la carretera N-532, en dirección Verín-Chaves (Portugal). El vecindario y el Concello intentaron reubicarlo, pero la Dirección de Patrimonio no lo autoriza y recomienda que el cruceiro continúe en su lugar.

Esta negativa abrió una fuerte polémica, que mantiene enfrentados a Concello y vecindario con Patrimonio. El propio alcalde, Juan Manuel Jiménez Morán, no entiende porque no se autoriza el traslado del emblemático cruceiro, "porque calquer día o tira un camión. Pretendemos recuperalo, porque a mitade das pedras xa están enterradas no terreo", explicó el regidor. Pero este argumento no convence a los técnicos de Patrimonio, que consideran que el cruceiro goza de protección especial y debe ser conservado en su lugar.

El monumento está justo en una esquina del cruce que forma la citada carretera y una calle del pueblo. De su construcción y ubicación ya nadie se acuerda en el pueblo y la protección de que goza fue ignorada en múltiples ocasiones, incluso por el propio Concello que permitió la colocación prácticamente en su base de un hierro con tablas para sirvan de tablón de anuncios.

Junto al cruceiro también fueron instalados dos postes, uno del tendido telefónico y otro para pasar los cables eléctricos. Además, hay un espejo para prestar servicio a los conductores del pueblo que se incorporan a la carretera.

Pero no son estas las únicas irregularidades, las piedras que sirven de base a la columna del cruceiro, fue cubiertas con las sucesivas capas de aglomerado, bien para pavimentar la calle del pueblo o la citada nacional. "Está en moi mal estado e queremos recuperalo para colocalo na plaza, frente a casa do pobo", recordó Jiménez Morán.

Los vecinos registraron el pasado día 20 de septiembre un escrito en el Concello, solicitando de nuevo el traslado del cruceiro a la plaza, situada a menos de 100 metros.

El vecindario, que avala el escrito con más de un centenar de firmas, recuerda que el cruceiro es una de las "joyas artísticas" del pueblo y en la plaza estaría mucho más protegido. "Donde está calquer día roubano ou ó tira un coche", explicó uno de los residentes, recalcando que tanto poste que hay en el lugar "apenas se ve".

Los vecinos suelen colocar flores frescas cada poco tiempo en la base de monumento para agradecer favores concedidos por las imágenes (una virgen y un cristo" en el penacho. El Concello volverá a platear esta semana el cambio ante Patrimonio.