Monterrei

La demanda desborda los servicios solidarios de fisioterapia y podología en A Mezquita

Monterrei

Tiene 500 usuarios y la continuidad del programa peligra si la Xunta no lo respalda con una subvención

La demanda desborda los servicios solidarios de fisioterapia y podología en A Mezquita

Más de 500 personas de A Mezquita, A Gudiña, Vilariño, Hermisende (Zamora) y Viana reciben el servicio de un podólogo y un fisioterapeuta en A Mezquita. La continuidad del programa respaldado por una ONG peligra si la Xunta no lo respalda.
La ONG ‘A Mezquita solidaria’, en colaboración con la Asociación de Mulleres Porta de Galicia y la Asociación Xuvenil As Frieiras, puso en marcha en febrero un programa para acercar los servicios de un podólogo y un fisioterapeuta a la población, con un precio simbólico de entre cinco y 10 euros, para evitar que los vecinos tengan que desplazarse hasta Verín, Ourense y O Barco, a veces a más de 100 kilómetros. El éxito de la iniciativa desbordó toda previsión y más de 500 personas de la localidad, A Gudiña, Vilariño de Conso, Hermisende (Zamora) y Viana se benefician de esta iniciativa.

Los usuarios coinciden en que ha supuesto una mejora para su salud antes casi inalcanzable por la distancias con respecto a las cabeceras de comarca y la ciudad. Es el caso de Concepción Costa, vecina de A Mezquita, que asegura que ‘traballo agachada pois son xardineira. Antes non podía cos dolores, agora vou ó fisioterapeuta e gañei en saúde’, expone.

A estos servicios acuden inclu so profesionales sanitarios como Amaia Ciriza, médica del centro de salud de Vilariño que, incluso, ‘deriva’ a pacientes al centro de A Mezquita. ‘La mayoría de la gente trabaja en el campo y hace esfuerzos físicos. Yo lo recomiendo a mis pacientes con lumbalgias, dolores en hombros, esguinces, problemas de pies u otros. Sería una pena que desapareciese’.

Colaboración

Y es que la continuidad del programa peligra si la Xunta no lo respalda. La presidenta de la ONG ‘A Mezquita Solidaria’, Ángeles Crespo, explica que el próximo mes de agosto finaliza la subvención para esta iniciativa que había proporcionado la Consellería de Traballo (80.000 euros) a través de una línea de fomento de empleo. ‘Si non abren esta modalidade de axudas ou as facilitan directamente, nós non podremos continuar, cando a nosa idea era amplialo implantando un servizo bucodental’, expone Crespo. Añade que ‘pedimos axuda axuda a distintas consellerías e a Deputación, pero non sabemos cal será a resposta da Xunta’ y destaca que este ‘programa sociocomunitario’ pretende favorecer la calidad de vida de las personas que viven en el medio rural, en una zona de montañana fronteriza con Zamora, en el que existen carencias y dificultades como la dispersión de población y la falta de transporte regular. Ángeles Crespo recuerda que el progarma contempla además de servicios sanitarios como el del podólogo y fisioterapeuta, otros sociales y legales (trabajadora social y abogado, además de un administrativo). ‘Neste momento non damos a basto e sería unha pena que os servizos se perdesen’, concluyó.

LOS VECINOS

Teresa Diéguez (vecina de Pradocabalos, Viana): ‘Teño 72 anos. Estou encantada co servizo que, ademais é barato. O fisioterapeuta e o podólogo teñen moi boas mans. Estou moi contenta e agora tamén vai ir o meu marido. Esto non pode desaparecer porque é a nosa saúde’.

David Rodríguez (vecino de A Mezquita): ‘Tengo 22 años y tenía problema de contracturas. Ahora voy al fisioterapeuta y es un servicio ideal pues no tengo que desplazarme hasta Verín. Además, es económico. Estamos muy sastisfechos y debe continuar este programa’.

Amaia Ciriza (médico en Vilariño de Conso): ‘Es un servicio estupendo. Yo misma soy usuaria. La gran ventaja es la proximidad para los vecinos, que no tienen que ir hasta O Barco, Ourense o Verín. La Administración debería respaldarlo’.

Concepción Costa (vecina de A Mezquita): ‘Para min foi unha bendición que se puxeran estos servizos pois permiten mellorar a saúde das persoas, tanto novas como maiores. Foron un acerto pois xa non temos que viaxar lonxe para telos’.