DESAPARICIÓN - PATRIMONIO

Desaparece un petroglifo de cuatro mil años en Cualedro

La Asociación del Patrimonio Cultural Galego estudia ya los hechos por si cabe denuncia

Imagen del petroglifo, en la parte inferior izquierda, y la escalinata de piedra, también eliminada.
Imagen del petroglifo, en la parte inferior izquierda, y la escalinata de piedra, también eliminada.
Desaparece un petroglifo de cuatro mil años en Cualedro

Una milenaria representación de arte rupestre localizada e inventariada en la localidad de Rebordondo (Cualedro) desapareció por completo en los últimos días, víctima de la mano del hombre. La Asociación do Patrimonio Cultural Galego, que ha tenido conocimiento de su desaparición, ha iniciado una investigación para conocer con exactitud los hechos que han llevado a la destrucción de ese petroglifo catalogado.

Según ha denunciado Bruno Rúa, uno de los mayores conocedores de este tipo de manifestaciones históricas, y recientemente responsable de un libro que ha documentado más de 200 petroglifos en todo Monterrei, la piedra que puede apreciarse en la primera de las imágenes, y sobre la cual estaba el resto conocido como Rerbordondo 2, ha desaparecido completamente. Había sido identificado por Rúa en el año 2005, y catalogado varios años después por la propia Universidad de Vigo en el 2013. La Dirección Xeral de Patrimonio tuvo también constancia de la existencia de este vestigio ahora destruido y con una antigüedad de cuatro o cinco mil años.

Según puede apreciarse, a lo largo de este año 2017 fue totalmente eliminado, hecho que podría suponer, en el caso de que se incoase el oportuno expediente de sanción por destrucción de Patrimonio Público, una muy importante cantidad económica. La polémica intervención no termina ahí, sino que además se eliminó la vieja escalera que sobre esa piedra se había levantado y se edificó en los alrededores con materiales comunes, como puede comprobarse en la imagen inferior que se acompaña a esta información.

Se desconoce, y todavía se está investigando, si la Dirección Xeral de Patrimonio había informado oficialmente al Concello de Cualedro de la existencia de ese bien para que acabase siendo incluido en el catálago de protección específica que debería contener el planemiento urbanístico de la localidad. Cuestión que en estos momentos está indagando la Asociación do Patrimonio Cultural Galego (APATRIGAL) para formular la correspondiente denuncia ante los organismos competentes en el caso de que se constante algún tipo de negligencia.

En estudio posibles acciones

El presidente de la Asociación do Patrimonio Cultural Galego, el arquitecto Carlos Henrique Fernández Coto, lamentó el hecho y confirmó que su colectivo, una vez tenga toda la información precisa, llevará a cabo las pertinentes denuncias porque "temos que acabar concienciando aos Concellos de que teñen que ver ao patrimonio coma unha oportunidade e non como algo que se poida destruír sin ningún tipo de contención, o patrimonio non é un estorbo, é un valor que deberíamos de potenciar e conservar con todo o mimo posible".