Monterrei

García Barbón, el hombre que soñó Verín

Monterrei

Reportaje

García Barbón, el hombre que soñó Verín

Decenas de visitantes llegados de toda Galicia conocieron el entorno de Cabreiroá (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraDecenas de visitantes llegados de toda Galicia conocieron el entorno de Cabreiroá (ÓSCAR PINAL).
La conmemoración del Día Internacional del Patrimonio Mundial devolvió Verín a 1900, época en la que el mecenas José García Barbón regresó a su tierra natal para cumplir su sueño: crear una ciudad balnearia y cosmopolita. 

El espíritu de García Barbón y el de su inseparable amigo, el arquitecto Daniel Vázquez Gulías, sobrevolaron este sábado un entorno ya de por sí mágico: el balneario de Cabreiroá. Visitantes de Vigo, Bueu, Mugardos, Camariñas, Santiago, Lugo, Rianxo o A Guarda recorrieron, por primera vez, uno de los enclaves patrimoniales más desconocidos de toda Galicia y que se extiende más allá de los límites del hotel, el kiosko o la fábrica de embotellado de una de las aguas más conocidas del país para llegar al Palacete Modernista de la Praza Maior, VERÍN (BALNEARIO CABREIROÁ). 16/11/2019. OURENSE. Ruta por el patrimonio de Verín organizado por la Asociacion Galega do Patrimonio. FOTO: ÓSCAR PINALCarlos Fernández y Gerardo Seoane dirigiéndose a los asistentes a la visita.el Cine Principal o el Casino de la capital de la comarca de Monterrei. 

García Barbón y Gulías fueron unos generosos visionarios que llevaron a Verín el arte más moderno de la época y construyeron parte de un sueño que hoy se quiere perpetuar con la recuperación, por parte del Concello, de zonas verdes y pequeños balnearios. "Era a modernidade da época, de hai nada menos que 100 anos e que, probablemente fose, incluso, máis avanzada que a de agora", explica Carlos Henrique Fernández Coto, presidente de la Asociación para a  Defensa do Patrimonio Cultural Galego, promotora de una actividad de difusión que obtuvo más de 250 solicitudes. "Gulías era un home europeo, cun gran coñecemento e un cosmopolita", recuerda Fernández Coto. "Trouxo a Verín, a Ourense e a Galicia ese Art Noveau similar ao de Abeiro, que foi unha corriente artística moi puxante e que ten o seu máximo exponente na Barcelona de Gaudí", añade. 

La visita, que también contó con las explicaciones del regidor verinés, Gerardo Seoane, comenzó a las puertas del Hotel Balneario de Cabreiroá que, tiempo atrás, se convirtió en un plató de cine para cortometrajes y películas, y cuyos salones fueron testigo de bodas de la época. "O grande proxecto de García Barbón foi este, a transformación do Verín caciquil nunha vila balnearia e, para elo, contou co modernista Gulías", opina Bruno Rúa, antropólogo de Apatrigal. "Un dos primeiros visitantes máis ilustres que tivo o balneario foi Ramón y Cajal que, no libro de firmas, contou que se curou aquí dun catarro intestinal", añadió.  García Barbón no culminó su sueño, pues terminó sus días en Vigo, sin embargo, el Verín de hoy no se entiende sin su legado.