INSTALACIONES

El geriátrico de San Rosendo de Verín tendrá una unidad balnearia

El de Verín será el primero de la Fundación que cuente con una dependencia de estas características

La futura residencia de mayores contará en su interior con una sala de baños nutrida del agua de Caldeliñas.
La futura residencia de mayores contará en su interior con una sala de baños nutrida del agua de Caldeliñas.
El geriátrico de San Rosendo de Verín tendrá una unidad balnearia

El patronato de la Fundación San Rosendo confirmó, en su reunión del pasado martes, lo que ya había anunciado meses atrás La Región. La institución ourensana construirá una residencia de mayores en una superficie superior a los 4.000 metros en las inmediaciones del balneario de Caldeliñas con un presupuesto cercano a los cuatro millones de euros y capacidad para albergar a 120 usuarios dependientes -exclusivamente- en sus otras tantas camas. Según las primeras estimaciones del promotor, serán alrededor de medio centenar de puestos de trabajo los que se creen en las nuevas dependencias una vez la ocupación alcance el cien por cien.

Estará ubicada en unos terrenos situados enfrente del recuperado recinto de Caldeliñas, cedidos por el Concello de Verín en el momento en el que concluya la tramitación administrativa previa de elaboración del plan especial de infraestructuras y dotaciones necesario para llevarla a cabo y el grupo de gobierno adquiera, con posterioridad, la titularidad de los mismos para su posterior entrega. Con ella, la Fundación San Rosendo superará la cifra de las 60 residencias para personas mayores, estableciéndose en una de las comarcas cabecera de la provincia en la que todavía no poseía ninguna -las más cercanas a Verín se encuentran en A Mezquita o en Xinzo de Limia-.

Sin embargo, la verinense será una de las que marque la diferencia con respecto a sus homónimas. Uno de los redactores del proyecto -ya iniciado-, el arquitecto y patrono de la Fundación Luis Chao, confirmó que el nuevo centro proyectado, de dos alturas más sótano, tendrá ubicado en su interior "lo que podríamos llamar una miniestación balnearia, aprovechando los recursos hídricos mineromedicinales de los que dispondremos a muy pocos metros del geriátrico".

El plazo de ejecución de la nueva instalación se sitúa en un máximo de 18 meses desde el momento de la ocupación de los terrenos.

Satisfacción en el grupo de gobierno

El alcalde, Gerardo Seoane, no escondía ayer su satisfacción después del anuncio recogido en la portada de este diario, al ver que la localidad verinense se incluía en la terna de los nuevos proyectos de la Fundación San Rosendo para el próximo año 2018. "Sabíamos que nuestra iniciativa se había estudiado con mucho interés pero no estaba en nuestra mano decidir las inversiones de la Fundación. Finalmente, es una gran noticia para esta comarca, castigada también, como en el resto de las de la comunidad, por una alta tasa de envejecimiento pero con la particularidad añadida de que el ratio de camas para personas dependientes estaba, y sigue estando, muy por debajo de la media. Agilizaremos la tramitación administrativa para que el proyecto sea una realidad lo antes posible", aseveró.