Monterrei

El hotel Aurora de Verín tiene nuevo propietario

Monterrei

EMPRESA - OURENSE

El hotel Aurora de Verín tiene nuevo propietario

Fachada del hotel Aurora, en la calle Luis Espada de Verín.
photo_cameraFachada del hotel Aurora, en la calle Luis Espada de Verín.

Un empresario de la villa adquirió la propiedad para edificar en su solar

El hotel Aurora, en la calle Luis Espada de Verín, tiene nuevo propietario desde hace unas semanas. Un industrial, con amplia experiencia en el sector de la venta de electrodomésticos, ha adquirido por un precio que no ha transcendido uno de los establecimientos más señeros del Verín de los sesenta, que con las galerías Recaredo Romero y el hotel Dos Naciones, enfrente de estas últimas, conformaron la avenida más esplendorosa del casco urbano de la villa décadas atrás. 

En ese mismo bulevar se encontraba también el hotel Salgado, que un poco más arriba, entre el tramo de la plaza de la Merced y la actual calle Lisa, ofrecía hospedaje. Todos los anteriormente mencionados, con el Dos Hermanas, ubicado en la Avenida de Sousas y que todavía mantiene la actividad, ofrecían un importante número de habitaciones a transeúntes y, sobre todo, a visitantes que durante la época estival decidían acudir hasta Verín para probar los beneficios de sus aguas termales. 

El resultado de esta operación inmobiliaria sí que se conoce. El futuro del ya extinto hotel será edificar en su solar nuevas viviendas, en sintonía con las construcciones al otro lado de la principal avenida de la villa, que ha visto perder edificios emblemáticoscomo el Bar Chaves para convertirse en una calle residencial. 

La venta, que se formalizó el pasado mes de marzo, llevó varios años de negociación, dada la complejidad que supuso al intermediario convencer a las numerosas partes intervinientes en el hecho causal de la herencia, más de una veintena. 

El hotel Aurora todavía conserva en su interior una magnífica escalera de caracol realizada íntegramente en hierro, desde el vestíbulo hasta su primera planta. Permaneció abierto hasta mediados de los primeros años ochenta, aunque en sus últimas temporadas en activo solo ofrecía café bar y salón de reuniones.