Monterrei

Lara da Silva, la ilusión de nuevos retos

Monterrei

entrevista vida

Lara da Silva, la ilusión de nuevos retos

Lara da Silva.
photo_camera Lara da Silva.
Al frente de la Denominación de Origen Monterrei afirma que "el vino no es un mundo ni de hombres ni de mujeres, es el mundo de personas ilusionadas que se esfuerza, trabajan y unen"

Los recuerdos de niña de Lara da Silva están ligados al sector vitivinícola. La imagen de sus padres desarrollando trabajos en el campo y, especialmente en las viñas, hicieron que naciese en ella su pasión por el mundo del vino, creando vínculos difíciles de romper, aunque un día llegase a casa y contase a sus padres eso de: "mamá quiero ser jurista". Desde hace dos años está al frente de la D.O. Monterrei, con ilusiones y proyectos para este nuevo reto personal y profesional. 

Dos años al frente de la D.O. Monterrei ¿cuál ha sido su evolución personal? ¿Y la de la D.O. desde entonces?

Los primeros meses fueron de aprendizaje constante, de conocer demandas y necesidades del sector, así como de descubrir el funcionamiento de un Consello Regulador, pero también de mucha ilusión ante este reto personal y profesional. Desde el minuto uno, y aún lo sigue siendo, intento que la implicación de mi persona hacia el Consello Regulador sea del 100%, porque desde siempre he considerado que cuando asumes una responsabilidad es para implicarte en ella, trabajar y dar lo mejor de ti. En definitiva estos años me han hecho crecer como persona, y quiero pensar que ese es también el camino que esta realizando la propia entidad.

En los últimos años nuestra denominación se ha aferrado con uñas y dientes al mercado. El otro día, uno de nuestros integrantes del panel de cata nos manifestaba que había estado de vacaciones en una zona de costa, y que en todos los bares y restaurantes que había visitado se podía consumir vino blanco y tinto de Monterrei. Y eso, además de ser un motivo de orgullo, demuestra que el trabajo realizado por nuestros bodegueros y viticultores ha ido en la línea correcta. Ha ido y va, ya que no nos estamos quedando estancados, sino que se continúa trabajando para ampliar nuestra presencia en las mesas y cartas de restaurantes y bares, supermercados o vinotecas, entre otros lugares. Lo importante, el trabajo honesto y la constancia.

En los últimos años, la D.O. no ha parado de crecer y ganar mercado, además de numerosos premios... cuéntenos, cómo se trabaja diariamente en ello.

Insisto en que la parte más importante de este éxito corresponde a los viticultores y bodegueros que, día a día, miman sus viñedos para transformar nuestras variedades en vino. Pero también, lo es del equipo técnico que conforma este Consello Regulador, que garantiza el control y calidad del producto, y que por supuesto trabaja también en impulsar la promoción del mismo, no sólo en mercados nacionales sino también internacionales. Para nosotros es fundamental velar por control y calidad de nuestros tintos y blancos, ya que son portadores de un sello de calidad diferenciada; pero además seguimos apostando por consolidar la imagen de la marca Monterrei, fidelizar consumidores, atraer nuevos y afianzarnos en el mercado vitivinícola, y esto todo lo logramos con las acciones promocionales que se programan desde el Consello Regulador. Lo que si le puedo asegurar, es que los días son muy moviditos (risas)

¿Qué nos puede adelantar de la Feria del Vino de este año?

La principal novedad de esta edición es que se suma una nueva bodega a la feria, alcanzando ya la cifra de 17 bodegas participantes. Continuamos apostando por unir gastronomía, música y vino, ya que además de las bodegas contaremos con casetas de productos gastronómicos de la zona, y actuaciones musicales durante las tres jornadas. Sin olvidarnos del acto de la Cofradía, donde se nombrarán cuatro nuevos cofrades, y por supuesto del pregón inaugural, que este año correrá a cargo de un actor y director de la zona, Rubén Riós.

¿Qué significa la Feria para la D.O.? ¿Y para la comarca en general?

La feria es el principal escaparate promocional de la denominación de origen. Lo es por varios motivos. Uno por la cifra de bodegas participantes, en esta edición 17 de las 26 que conforman la denominación. Dos, porque se desarrolla en nuestro territorio, lo que permite que participen en esta cita no sólo nuestros consumidores sino también los productores y elaboradores. Y tres, porque se desarrolla en una de las fechas que más visitantes y turistas están en la comarca de Verín-Monterrei, y que con su asistencia a la misma se convierten en nuestros mejores prescriptores por toda España y diversos países del mundo. Por ello, después de la celebración del Entroido, es sin duda alguna, el evento más esperado en la comarca.

Una de las apuestas de futuro es el Enoturismo,  ¿cuáles son sus planes de futuro?

El enoturismo es un tipo de turismo dedicado a potenciar y gestionar la riqueza vitivinícola de una determinada zona. Y esa labor aquí no sólo la asume la denominación sino también la “Ruta do Viño Monterrei”, porque consideramos que se deben implicar a todos los agentes del territorio. Estamos hablando de hostelería, restauración, ayuntamientos, empresas de servicios y, por supuesto, bodegas. Con el objeto de ser una zona de referencia en el enoturismo estamos trabajando en cuestiones fundamentales como son la creación de una nueva página web de la Ruta del Vino.

Como mujer en el mundo del vino, ¿cómo se ha sentido? 

Desde que asumí mi cargo como presidenta con frecuencia se me han planteado cuestiones relacionadas con el papel de la mujer en este sector. Y siempre contesto lo mismo, desde hace muchos años las mujeres forman parte del sector vitivinícola, bien sea como viticultoras o bodegueras, de hecho en Monterrei tenemos muchas, tanto en el sector productor como elaborador. El vino no es un mundo ni de mujeres ni de hombres, es el mundo de personas ilusionadas que se esfuerzan, trabajan y unen para lograr un producto de diez. Y en cualquier caso, creo que la valía y relevancia de la figura de la mujer del rural, ya ha sido ampliamente demostrada, por lo que debemos estar agradecidas y reconocer siempre, toda la fuerza que han demostrado a lo largo de los años, aún cuando esos años eran los más difíciles.

Más en Monterrei