La Región

HALLAZGO ARQUEOLÓGICO

Patrimonio protegerá la pintura rupestre hallada en Vilardevós

La Dirección Xeral contactará con los propietarios del terreno para requerirles su autorización

Roca en la que fueron localizadas las pinturas rupestres en el Concello de Vilardevós.
Roca en la que fueron localizadas las pinturas rupestres en el Concello de Vilardevós.
Patrimonio protegerá la pintura rupestre hallada en Vilardevós

La Dirección Xeral de Patrimonio contactará con los propietarios del terreno en el que han sido identificadas las pinturas rupestres por los investigadores Bruno Rúa y José Luis Lozano, para solicitarles la autorización pertinente que les permita proteger la roca en la que aparecieron de posibles actos vandálicos.

Así lo confirmaron técnicos del departamento autonómico, además de precisar un poco más la ubicación en la que se sitúa el hallazgo: "É a nosa obriga manter toda a cautela porque pode que estemos diante dun achádego que podería acabar estragándose pola man do home, con ou sen mala intención. Pero si podemos asegurar que a rocha na que se atoparon as pinturas rupestres está situada dentro de término municipal de Vilardevós", apunta el arqueólogo del servicio Roberto Pena.

Ahora, y en lo que queda de año, como así también lo garantizaron desde la Dirección Xeral, los siguientes pasos toda vez se obtengan los permisos necesarios para poder acceder a la propiedad serán realizar un cerramiento perimetral del lugar en el que se encuentra esa cuarcita y "facer unha intervención arqueolóxica para ver se ó seu arredor somos quen de atopar algún resto material que nos permita datar con certo rigor a idade desas pinturas rupestres", explica Pena. Será después de realizado el vallado cuando desde la Dirección Xeral de Patrimonio se comunicará la ubicación exacta del hallazgo para que pueda ser visitado sin que ello suponga poner en riesgo la pintura descubierta.

Roberto Pena también aseguró que se comprobará si realmente necesita llevarse a cabo una restauración de los grabados o pueden permanecer en su estado original.

El descubrimiento tuvo lugar de manera fortuita mientras paseaban por el lugar Bruno Rúa y José Luis Lozano, quien ya en su día localizó la "estela" de Castrelo do Val. Ellos mismos pusieron el hallazgo en conocimiento de la Dirección Xeral de Patrominio y dos universidades gallegas se han interesado en él, la de Vigo y la de Santiago de Compostela.

Ambas entidades académicas han avalado, al igual que la propia Administración autonómica, la importancia del mismo. En la conferencia del pasado jueves en la villa de Verín, Bea Comendador, catedrática de la Universidade de Vigo, estuvo acompañada por otra experta en este tipo de arte en Portugal, Lara Bacelar.