Monterrei

Un policía, acusado de pegar a una jueza de Verín

Monterrei

TRIBUNALES

Un policía, acusado de pegar a una jueza de Verín

Calle de Verín donde sucedió la supuesta agresión. (Foto: Google Maps)
photo_cameraCalle de Verín donde sucedió la supuesta agresión. (Foto: Google Maps)
El agente niega la agresión y su defensa asegura que fue una "discusión de bar"

Un policía nacional y un conocido suyo, identificados como J.D.N., de  51 años, y E.R.R., de 57, respectivamente, se sentaron este lunes en el Juzgado de lo Penal de Ourense para responder, el agente de tres delitos de lesiones y uno de amenazas, y su compañero de uno de daños.

El ministerio fiscal acusa al policía nacional de empujar, zarandear y agarrar por la chaqueta a una jueza de Verín–hoy destinada en una villa pontevedresa– y de golpear a su madre y a una amiga cuando salieron en su ayuda. A E.R.R. le acusa de haber  tirado al suelo y dañar el teléfono de la togada.

Los hechos enjuiciados se remontan a la madrugada del 22 de febrero de 2018 en el bar Tagore de Verín. Según el ministerio público, por motivos que se desconocen, se inició una discusión entre los dos acusados y la jueza, que estaba en compañía de su madre y una amiga de esta. Durante el enfrentamiento verbal, el policía y su compañero, según la fiscalía,  insultaron a las tres mujeres con palabras como  "hijas de puta", "asturianas" y "porcas", ante lo que la togada cogió el móvil con la intención de grabar la escena. 

En ese momento, E.R.R., según expuso la acusación pública en la vista, le arrebató el aparato y, tras salir del local, lo tiró al suelo. La reparación del teléfono costó 171,30 euros. La jueza alertó a la Guardia Civil, lo que provocó que  el  policía nacional, según la fiscalía, la empujase, zarandease y agarrase por la chaqueta. Su madre y amiga salieron en su ayuda y el agente las golpeó y empujó contra una pared. Las tres, según expuso el fiscal, resultaron con lesiones y fueron atendidas en un centro médico.

El ministerio público pide para el agente un año y medio de cárcel, además de cuatro meses de multa a razón de 12 euros al día. Para su compañero solicita una multa de 15 meses a 12 euros al día.  También solicita que el policía las indemnice con 9.960 euros.


Discusión de bar


Tanto el policía nacional como su compañero negaron los delitos que se le atribuyen. El Sindicado Unificado de Policía (SUP) salió ayer en defensa del agente, argumentando que los hechos no debieron llegar al Juzgado de lo Penal al considerar que lo que pasó fue "simplemente una discusión de bar". El agente estaba fuera de servicio. Este mismo argumento lo sostiene su defensa, que considera que en la versión de las denunciantes hay contradicciones. En el juicio, visto para sentencia,  testificaron los camareros, pero su relato no aportó claridad a los hechos. 

Más en Monterrei