La Región

INFRAESTRUCTURAS

La primera fase del Balneario de Requeixo, lista en tres meses

Esta semana se iniciaron las obras de limpieza y acondicionamiento del entorno del viejo inmueble

Los accesos al balneario serán mejorados antes de que concluya el próximo mes de julio (MARTIÑO PINAL).
Los accesos al balneario serán mejorados antes de que concluya el próximo mes de julio (MARTIÑO PINAL).
La primera fase del Balneario de Requeixo, lista en tres meses

Monterrei ha visto esta semana como, por fin, comenzaban las obras para la recuperación y adecentamiento del viejo Balneario de Requeixo, en donde hubo un hotel y una planta embotelladora de las aguas medicinales de Villaza. El presidente provincial, Manuel Baltar, visitó estas instalaciones hace un año y se comprometió a colaborar con el Concello de Monterrei para rehabilitarlas. 

El regidor local, José Luis Suarez, informó ayer del inicio de los primeros trabajos en la zona, y que consistieron en el desbroce, la limpieza y el acondicionamiento del entorno, hasta ahora lleno de maleza y con accesos impracticables. 

La Diputación destinará alrededor de 40.000 euros para esta primera fase, que tendrá que estar concluída antes de que finalice el próximo mes de julio. Se espera que, coincidiendo con el periodo estival, sean muchas las personas que se acerquen hasta Requeixo -en la salida de la Autovía A52, a la altura de Villaza, existe una indicación precisa para poder llegar al balneario- y así conocer esta parte de la historia del Concello de Monterrei y de la comarca verinesa, enmarcada en una provincia de naturaleza termal. En este sentido, el presidente provincial, Manuel Baltar, destacó en su visita a Monterrei "a relevancia histórica e industrial de Augas de Villaza. Ourense é unha provincia termal". 

La última reunión de José De Sousa -propietario actual del histórico edificio y que cedió las instalaciones al Concello de Monterrei por cuatro años- con el presidente provincial, Manuel Baltar, y el regidor de Monterrei, José Luis Suárez, se produjo a finales de noviembre del pasado 2018.

En el encuentro se repasaron las distintas actuaciones que se van a llevar a cabo para, actualmente, recuperar la zona, así como para hacerla segura -algunas estructuras están en ruinas y pueden ceder- de cara a la reapertura.


Recuperación del kiosko y cuidado del río Búbal


Una vez finalizada la actuación para la mejora de los accesos y el desbroce y acondicionamiento del entorno del balneario, comenzará una segunda fase en la que se abordarán las propias edificaciones. "Procederemos al asentamiento y conservación de la nave en la que se embotellaba el agua", explicó el alcalde de Monterrei, José Luis Suarez, quien aseguró que los técnicos municipales ya han redactado un proyecto específico para dicha finalidad. La tercera y última fase, se centrará en la recuperación del kiosko de la zona y el acondicionamiento del Búbal. "Se encuentra en una situación deplorable", matizó el regidor popular. José De Sousa rubricó también un acuerdo con el Concello de Verín, para cederle Augas de Fontenova.