Monterrei

La feria en Verín retoma la movilidad tras el alivio de las restricciones

Monterrei

Ferias

La feria en Verín retoma la movilidad tras el alivio de las restricciones

photo_camera Ambiente en la primera feria de marzo en Verín. (Vídeo: Concha Caneiro).
Los vecinos de toda la comarca pudieron acercarse este miércoles a la feria de Verín tras el levantamiento de los cierres perimetrales

El Concello de Verín ha sido de los pocos que no ha suspendido las ferias en los últimos meses, optando por la opción de reducirlas al 50%. A pesar de ello, el cierre perimetral ha perjudicado en gran medida a este grupo por lo que "ahora estamos intentando retomar a actividade", contaba Isabel Álvarez, vendedora de productos hortícolas.

Este miércoles, Verín celebraba su primera feria sin restricciones de movilidad, permitiendo así que los vecinos de otros concellos pudieran acercarse hasta la Plaza y Alameda de Verín -celebrada también al 50%-.

Entre ropa, calzado, todo tipo de alimentos, herramientas y plantas, fueron muchos los que se acercaron hasta Verín para hacer sus compras en el mercado: "Eu fai catro meses que non baixo aquí, e a verdade é que o botaba de menos", decía María de Gracia, una vecina de Castrelo do Val.

En este sentido, Gonzalo González, vendedor de embutidos y quesos, salientaba la importancia del alivio de restricciones, ya que "ao non haber feiras a xente perde a habitualidade e despois faise difícil volver e cóstanos máis arrancar". 

A pesar de que la esperanza y el optimismo estaba presente, los feriantes también llevan a cuestas cansancio, miedo y preocupación: "no podemos pensar en trabajar para ganar, sino para intentar sobrevivir", lamentaba Samuel Jiménez, un feriante que junto a Bitus Jiménez, temen que vuelva a empeorar la situación y claman que "los grandes olvidados de la historia no son los hosteleros, somos nosotros, los feriantes". 

Y es que como contaba Isabel Álvarez, "dá moita pena a situación que estivemos vivindo estes meses", tras volver a poner su puesto en la Alameda de Verín, donde sus clientas la echaban de menos y aseguraban sentirse a salvo en un entorno abierto. "La feria es segura, no conozco nadie que se infectara en algún mercado al aire libre", recalcaba Samuel Jiménez, que además disponen de gel hidroalcohólico para sus clientes.

feria verin 3marzo (C.C.)

Así, entre un ánimo esperanzador pero también precavido, la mañana transcurrió sin incidentes y la Policía Nacional y Local pasearon por la zona para ver que todo estaba en orden y se cumplían las normas vigentes. "Notouse que se permitiu a mobilidade porque houbo toda a mañá moita policía, non paran", aseguraba Javier Martínez, vendedor de jamones y embutidos.

Como Martínez, Gonzalo González también notó la intensificación de controles policiales y aseguró que "vese un pouquiño de todo respecto ás normas pero a maioría de xente cumpre".

Pulperías

Por su parte, las pulperías también son una parte importante de estas ferias, y en esta primera feria de marzo se podían ver por Verín la gran mayoría de puestos que vienen en condiciones normales. Desde la Pulpería Susana aseguraban que "aínda que parece que non, cada vez vai a menos, esperemos que coa apertura da mobilidade poidamos repuntar", a lo que añadían preocupados que "ninguén che perdona nada".

Te puede interesar