Monterrei

Setenta mujeres mejoraron su formación en Verín de cara al empleo

Monterrei

Formación

Setenta mujeres mejoraron su formación en Verín de cara al empleo

Mujeres del colectivo de vendedores ambulantes aprendieron técnicas de venta y cartelería para afianzar las ventas.
photo_camera Mujeres del colectivo de vendedores ambulantes aprendieron técnicas de venta y cartelería para afianzar las ventas.
Lo hicieron dentro del programa Tecendo oportunidades de la Federación de Mulleres Rurais 

La Federación de Mulleres Rurais de Verín centra sus esfuerzos en la atención a mujeres de la comarca al atravesar un periodo de crisis global que está afectando especialmente al género femenino, dicen desde la agrupación. 

Conciliación, formación y búsqueda de salidas laborales: son los tres pilares básicos en los que se sostienen todas las acciones que se están dirigiendo a la ciudadanía desde Femuro en los últimos tiempos. Precisamente, uno de los programas más longevos de la organización "Tecendo oportunidades" -dirigido a mujeres en situación de especial vulnerabilidad y subvencionado, en parte, por la Secretaría Xeral de Igualdade- está en vías de reeditarse para el próximo 2021, aunque el balance de este 2020 comprende la atención a más de 70 mujeres de la comarca de Monterrei. 

Un equipo multidisciplinar integrado por una educadora social, una psicóloga y una trabajadora social ha favorecido el desarrollo de las iniciativas. "Los perfiles han ido cambiando a lo largo de todos estos años en los que se ha desarrollado el programa. Empezamos atendiendo a mujeres embarazadas con mucha atención psicológica y orientación", recuerda Jane Liz Peña, trabajadora de Femuro. "En la última edición lo ampliamos a mujeres que necesitaban mejorar su formación. Les damos armas para que puedan desenvolverse en el día a día y consigan encontrar un empleo. Aun así la cosa está muy complicada en la comarca", añade. 

Uno de los colectivos con el que se trabajó activamente fue el de vendedoras ambulantes. "Las formamos en ese sentido. Les hicimos un curso en atención al cliente, mejoraron técnicas de venta y aprendieron a hacer carteles para sus puestos", relata Jane. "También hicimos mucho hincapié en la formación en informática, y es que cada vez los trámites son más telemáticos", añade. Además, desde Femuro acompañan a los colectivos de mujeres asociadas en la tramitación y gestión de documentación, así como en aquellos papeles que tengan que formalizar a la hora de acudir a clases. "Tenemos casos de mujeres que llegan con escasa formación o ninguna y otras que vienen de otros países, por lo que sus titulaciones aquí no están homologadas", explica Jane. "Con la pandemia esto se ha complicado mucho más, muchas no pueden conciliar y han tenido que dejar sus trabajos", añade.

Más en Monterrei