Monterrei

Día 1 de las nuevas restricciones: amanecer solitario en Carballiño; Verín, en calma y blindada

Monterrei

Día 1 de las nuevas restricciones: amanecer solitario en Carballiño; Verín, en calma y blindada

Bares y cafeterías de la ciudad permanecen cerrados ante las nuevas restricciones para frenar el covid.
Primera jornada con las actividades no esenciales paralizadas en Carballiño, O Irixo y Boborás

O Carballiño vive hoy su primer día con la hostelería cerrada. La calle principal siempre ocupada con terrazas llenas de clientes hoy prácticamente vacía por las restricciones para frenar la incidencia del covid en el municipio, que ha parado toda actividad no esencial.

O Carballiño, Boborás y O Irixo afrontan las restricciones más duras de toda España. Sanidade decidió, tras la reunión del comité de la Xunta, prohibir las actividades no esenciales en los tres municipios, lo que se suma a las limitaciones ya impuestas (movilidad y reuniones de no convivientes). 

Alrededor de 17.780 vecinos se enfrentan a una situación similar a la de marzo, con negocios hosteleros cerrados durante, parece, 14 días. Los efectos ya se están notando desde el primero de ellos.


CALMA EN VERÍN


Mientras, tranquilidad relativa en la primera jornada de cierre perimetral en Verín, medida tomada para frenar el avance del covid en la comarca. Se han establecido diversos dispositivos de control, de 30 minutos de duración, integrados por la Guardia Civil de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Policía Local de Verín y Policía Nacional de Verín. En total 13 agentes velan por el cumplimiento de la norma y hasta ahora ya ha habido tres retornados aunque la labor en estas primeras jornadas se centrará en la información y en la disuasión. 

 

En el cuartel de la Policía Local, su jefe, Emilio Morillo, asegura que las llamadas desde distintos núcleos de población de la contorna son incesantes para solicitar información sobre la posibilidad de acudir a Verín. 

El regidor local, Gerardo Seoane, explica que en estos momentos los contagios están estables y confía en que las medidas adoptadas ya en los últimos días como el cierre voluntario de la hostelería redunden positivamente. En este sentido, mañana (hoy se cumple una semana de cierre) se adoptará una decisión sobre la situación de las terrazas (el Concello había decretado el cierre anteriormente). El cincuenta por ciento de los hosteleros ya ha solicitado  la compensación económica inicial.