La Región

Las vías fronterizas, entrada habitual para las falsificaciones

Desde la Guardia Civil de Verín aseguran que las prendas que se interceptan "son muy buenas y muy difíciles de identificar".

Las vías fronterizas, entrada habitual para las falsificaciones

Tanto la carretera N-532 como la autovía A-75, que une Verín con la frontera portuguesa son dos puntos calientes en el tráfico de falsificaciones. Al menos así lo considera la Guardia Civil. La pasada semana, en esa misma carretera, varios agentes se incautaron de varias cajas que contenían prendas de vestir y zapatillas supuestamente falsificadas. Desde la Guardia Civil de Verín aseguran que las prendas que se interceptan "son muy buenas y muy difíciles de identificar".

Para esclarecer la procedencia de la mercancía lo habitual es solicitar un informe pericial y enviar una muestra de la mercancía incautada al fabricante oficial para cotejar los materiales y los símbolos identificativos. En sus fábricas, las principales marcas tienen unos peritos encargados de revisar minuciosamente el artículo. Fuentes de la Guardia Civil indican que se en ocasiones es necesario un análisis microscópico del tejido.