Mundo

Aniversario de lo inesperado: se cumple 1 año del confinamiento de Wuhan

Mundo

Aniversario de lo inesperado: se cumple 1 año del confinamiento de Wuhan

photo_camera Ciudadanos pasean por el centro de Wuhan durante el día del aniversario del confinamiento.
Once millones de habitantes y un nombre que ya, para siempre, estará ligado al covid

El Gobierno chino seguía luchando hoy contra los mayores rebrotes en diez meses del SARS-CoV-2. Todo en la jornada del aniversario del histórico, y hasta entonces inédito, cierre de una ciudad de once millones de habitantes: la urbe de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en pleno centro del país. El 23 de enero de 2020 es una fecha grabada ya en China y en el resto del planeta, aunque por aquel entonces muchos no lo imaginaban.

En la ciudad donde todo empezó, los wuhaneses aseguran confiar en las medidas del Gobierno y no temer que se pueda repetir la pesadilla del 23 de enero de 2020, cuando por primera vez en la historia se clausuró a cal y canto una urbe de esa magnitud durante 78 días, con once millones de personas encerradas. La supuesta zona cero de la pandemia, el mercado de pescado y mariscos de Huanan, aparecía hoy desolado y clausurado por una gran valla azul y blanca de más de tres metros de altura, que impide cualquier mirada a su interior desde la calle.

Su segunda planta está abierta, sin embargo, y repleta de tiendas de gafas sin clientes, aunque varios guardias a la entrada solicitan multitud de informaciones y escanear códigos de salud a los periodistas de Efe, antes de permitirles la entrada.

Allí -justo encima del epicentro de la covid- Yana Jung, que regenta una de las decenas de ópticas que ocupan toda la extensión del mercado un piso más arriba, dice no tener miedo de que el virus vuelva otra vez a Wuhan.

"Nosotros tuvimos suerte porque nos fuimos el 8 de enero por las fiestas de Año Nuevo, antes de que cerrarán la ciudad. Ninguno de los trabajadores de esta planta se contagió", asegura, pese a que el virus había estallado en el mercado casi un mes antes del día que dice que cerraron.

Esta mujer de 52 años cree que las estrictas medidas de China contra los rebrotes evitarán que la covid llegue de nuevo a Wuhan, pese a los viajes del próximo período vacacional en el que no piensa, en cualquier caso, moverse de la ciudad, al igual que muchos de sus colegas de planta.

Al fondo del segundo piso, un pasillo conduce a unas escaleras que bajan al mercado, pero el guardia que nos sigue a todas partes desde que entramos no nos permite descenderlas, ni filmar nada en toda la planta.

Con todo, nos asomamos al hueco de las escaleras, una suerte de agujero negro que parece succionarte hacia el infierno, aunque apenas podemos distinguir una puerta clausurada en medio de la oscuridad.