Mundo

AstraZeneca planea un nuevo estudio ante las dudas a la eficacia de su vacuna

Mundo

AstraZeneca planea un nuevo estudio ante las dudas a la eficacia de su vacuna

El anuncio llega tras desvelarse que hubo cambios de dosificación no previstos durante su primer ensayo

La farmacéutica AstraZeneca valora realizar un "estudio adicional" que valide los resultados de la eficacia de su vacuna contra el coronavirus, tras desvelarse que hubo cambios de dosificación no previstos en su primer ensayo, afirmó este jueves el consejero delegado de la firma, Pascal Soriot.

El responsable de la farmacéutica, que ha colaborado con la Universidad de Oxford en el desarrollo de la vacuna, aseguró en una entrevista con Bloomberg que no espera que esos nuevos test retrasen la aprobación de los reguladores sanitarios en el Reino Unido y la Unión Europea.

AstraZeneca y Oxford publicaron esta semana los resultados preliminares de su estudio clínico de fase tres divididos en dos grupos de pacientes.

Un grupo recibió dos dosis completas de la vacuna, con un resultado del 62 % de efectividad, mientras que el otro recibió media dosis, seguida de una dosis completa un mes después, un método que demostró una efectividad del 90 %.

Oxford admitió hoy que no estaba inicialmente previsto inocular media dosis a paciente alguno, sino que fue resultado de una equivocación en el proceso de fabricación del preparado.

Una vez se detectó que se había comenzado a inocular la primera entrega de la vacuna con una concentración por debajo de lo planeado, se decidió cambiar el protocolo del estudio, de acuerdo con el "regulador" sanitario, indicó la universidad en un comunicado.

"Ahora que hemos detectado lo que parece ser una mejor eficacia, debemos validarlo, así que necesitamos hacer un estudio adicional", afirmó Soriot.


LONDRES SOCILITA AL REGULADOR QUE EVALÚE LA EFICACIA


El Gobierno británico ha solicitado formalmente a la agencia reguladora de productos sanitarios y medicinas (NHRA) que evalúe la vacuna contra la covid-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca.

Esa solicitud "marca un primer paso significativo a fin de obtener la aprobación de la vacuna para su distribución", siempre que cumpla con los estándares requeridos de seguridad, eficacia y calidad, según dijo este viernes el Departamento de Sanidad y Cuidados Sociales (DHSC).