Mundo

Obama: 'La fuerza militar es necesaria, pero sola no basta'

Mundo

El presidente de EEUU pidió al Congreso que posponga la votación sobre el plan para intervenir en Siria

Obama: 'La fuerza militar es necesaria, pero sola no basta'

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo ayer en el Pentágono en un acto en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 que la fuerza militar 'es necesaria' pero por sí sola 'no basta ni es lo que buscamos'. Obama rindió homenaje a las víctimas, a los servicios de emergencia y a los que defienden a la nación, al recordar los peores ataques contra la población civil en la historia de Estados Unidos.
Los ataques terroristas, señaló Obama, pusieron a Estados Unidos en camino a 'años de guerra'. 'Nuestra fuerza es necesaria, pero la fuerza por sí sola no basta ni es lo que buscamos', subrayó, al afirmar que lo que desea es 'la colaboración y el respeto mutuo para hacer un mundo mejor, y en esa labor no debemos olvidar los valores fundamentales de esta nación'.

Esta apuesta por el diálogo fue el eje de su intervención en la jornada precedente al referirse al conflicto creado por el uso de armas químicas por parte del régimen sirio que preside Bachar al Asad. El presidente de Estados Unidos tendió la mano a la diplomacia al pedir al Congreso que posponga el voto sobre un ataque contra Siria para evaluar la propuesta rusa encaminada a la destrucción del arsenal químico de Damasco, pero reiteró que es necesario actuar y pidió a sus Fuerzas Armadas estar preparadas.


'CANSADOS' DE LA GUERRA

En un discurso televisado a la nación desde la Sala Este de la Casa Blanca y de poco más de 15 minutos, Obama admitió que los estadounidenses están 'cansados' tras una 'década de guerra' en Iraq y Afganistán, y también aclaró que Estados Unidos 'no es la policía del mundo'. 'Pero cuando, con modesto esfuerzo y riesgo, podemos lograr que los niños dejen de ser gaseados hasta la muerte y poner a nuestros propios hijos más seguros a largo plazo, creo que debemos actuar. Eso es lo que nos hace excepcionales', destacó también Obama.

EE.UU. se negó sin embargo a poner un plazo para lograr una solución diplomática para Siria, pero aclaró que rechazará dilaciones, y dijo que sería 'irresponsable' no explorar la propuesta rusa encaminada a la destrucción del arsenal químico de Damasco aunque la amenaza de un ataque militar sigue sobre la mesa. 'No hay duda de que la amenaza creíble del uso de la fuerza ha producido este cambio de dinámica', argumentó ayer el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. Estados Unidos sostiene que el régimen de Bachar Al Asad fue el responsable del ataque con armas químicas en las afueras de Damasco del pasado 21 de agosto.

Un 61% de los estadounidenses apoya la posición del Gobierno sobre Siria expresada por Obama, aunque la mayoría sigue reticente a una incursión militar, según una encuesta publicada ayer. En el sondeo, realizado tras el discurso del presidente sobre la intervención militar en Siria por la cadena CNN y la firma ORC, un 61% de los entrevistados dijeron que apoyaban el planteamiento del presidente, mientras que un 37% afirmó lo contrario.

No obstante, un 50% consideraron que Obama no había sido lo suficientemente convincente sobre la necesidad que tendría EEUU de actuar militarmente en Siria.