Mundo

Padres de holandesas desaparecidas en Panamá piden ayuda a los turistas

Mundo

Padres de holandesas desaparecidas en Panamá piden ayuda a los turistas

Hans Kremers, padre de una de las dos jóvenes holandesas desaparecidas desde el pasado 2 de abril en el oeste de Panamá, pidió hoy la ayuda de los turistas que han pasado por Boquete, por si al alguien habló con ellas antes de que se perdiera el contacto con Kris Kremers y su amiga Lissane Froon.

Kremers dijo que es el único de los padres que está en Panamá en estos momentos, pues los de Lissane regresaron a Holanda "para seguir de cerca las investigaciones" de este caso que ha conmocionado a la apacible ciudad turística de Boquete, en donde fueron vistas las jóvenes por última vez cuando supuestamente se internaban en un sendero.

Las familias han creado una fundación en Holanda para obtener fondos con los que sufragar los gastos, han recibido mucho apoyo de empresas y personas, rebajas en costes, "pero siempre se necesita el dinero para sostener esta investigación", señaló Hans, quien dijo que "no se va a detener hasta encontrarlas".

"Pido a los muchos turistas que pasan por Boquete, australianos, alemanes, estadounidenses, de todo el mundo, que si en esos días alguno tuvo contacto con ellas, si quizá hablaron de internarse a un sendero o buscar aguas termales, que se pongan en contacto con nosotros, o con la policía de su lugar, eso ayuda", dijo.

Hans explicó que la Interpol ya ha incluido en su lista mundial de personas desaparecidas el caso de Kris y Lissane, porque fueron alertados por la policía de Holanda.

Además, explicó que la fundación tiene en internet una página (www.findlisannekris.com) en tres idiomas, holandés, inglés y español, para ayudar en la búsqueda, con otros datos de las dos jóvenes.

Tras agradecer "el apoyo tremendo de la población, de la policía en Boquete y de la fiscal Betzaida Pitti, en todo sentido", señaló que, a diario, tienen al menos tres cruces de información para verificar pistas, aunque aún no tienen ningún indicio contundente.

Confirmó que en los próximos días llegará un equipo de 18 voluntarios y 12 perros, con 30 años de experiencia, para emprender una nueva búsqueda en conjunto con las autoridades panameñas, que agilizan los trámites de entrada de los perros.

Según Hans, la coordinadora del equipo le ha dicho que, "si están desaparecidas en Boquete, las vamos a encontrar".

Kris y Lissane, amigas que vivían y trabajaban juntas en un la ciudad holandesa de Amersfoort, viajaron a Panamá para hacer trabajo social en Boquete, recordó.

El padre de Kris Kremers explicó como, al no poder contactar con ellas desde la víspera de su desaparición, empezaron la búsqueda, en un país que nunca han considerado "un sitio peligroso", sino "normal y corriente", añadió.

Las autoridades panameñas ya realizaron una primera búsqueda de doce días en más de 900 kilómetros cuadrados del intrincado bosque tropical de Boquete, fronterizo con Costa Rica, y mantienen una vigilancia permanente en la zona.

Te puede interesar
Más en Mundo
Comentarios