Mundo

Los primeros alcaldes citados se niegan a declarar ante la Fiscalía por el referéndum

Mundo

DEBATE CATALUÑA

Los primeros alcaldes citados se niegan a declarar ante la Fiscalía por el referéndum

Aunque han comparecido de forma voluntaria, los tres alcaldes se han negado a prestar declaración, ya que consideran que el ministerio público se está "extralimitando" en sus competencias

Los tres primeros alcaldes citados hoy ante la Fiscalía como investigados por colaborar en la organización del referéndum se han negado a prestar declaración alegando que el ministerio público se "extralimita" en sus funciones, y se han reafirmado en su compromiso con el 1-O, suspendido por el Constitucional.

De los más de setecientos alcaldes investigados por colaborar con el referéndum soberanista, hoy han comparecido los primeros ediles citados por la Fiscalía: el alcalde de Mollerusa (Lleida) y diputado en el Parlament Marc Solsona, que lo ha hecho ante la Fiscalía Superior de Cataluña dada su condición de aforado, el de Oliana (Lleida), Miquel Sala, y el de Pont de Suert (Lleida), José Antonio Troguet.

Aunque han comparecido de forma voluntaria, los tres alcaldes se han negado a prestar declaración, ya que consideran que el ministerio público se está "extralimitando" en sus competencias al imputarles varios delitos.

Esas diligencias de la Fiscalía contra los alcaldes transcurren en paralelo a las causas que instruyen el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra el Govern por el referéndum y contra los presidentes de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras, y la Asociación Catalana de Municipios (ACM), Miquel Buch, por organizar el 1-O a través de los alcaldes.

El edil de Mollerusa ha denunciado que se le ha impedido exponer las razones por las cuales se negaba a declarar, motivo además que le ha llevado a no firmar el acta de su comparecencia ante la Fiscalía, un órgano al que ve además "politizado".

Pese a su situación de imputado, Solsona ha asegurado que no tiene "miedo" ni "se echará atrás", por lo que se ha reafirmado en su compromiso de colaborar con el referéndum del 1 de octubre de forma "serena y tranquila".

Ante una posible pena de prisión, Solsona ha contestado categóricamente: "Yo solo soy alcalde, tengo el compromiso con los vecinos de Mollerusa de que puedan votar mediante la ley del Parlament, y lo que me pase no es muy importante. Yo soy un instrumento -ha añadido- y si no estoy habrá otro. Las consecuencias que haya, serán, y yo no me voy a echar atrás por esto".

Solsona ha defendido que el referéndum del 1 de octubre no es "ilegal", y ha criticado que el Gobierno intente hacer una "escenificación desmesurada" a través de los alcaldes de un proceso soberanista que califica de "normal y pacífico".

El alcalde y diputado del Parlament ha estado arropado en su comparecencia ante la Fiscalía por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa Anna Simó (Junts pel Sí) y Joan Josep Nuet, que acumulan todos ellos varias querellas por tramitar iniciativas independentistas en la cámara catalana.

También ha estado acompañado por dirigentes de su partido como Marta Pascal, David Bonvehí, Lluís Corominas o la exconsellera de Educación Irene Rigau, y por un grupo de independentistas que lo han recibido a las puertas de la Fiscalía al grito de "no estás solo" y "votaremos".

Forcadell ha afirmado que las querellas "no pararán la voluntad" de los alcaldes de que se celebre el referéndum soberanista, como tampoco la del Govern o la de los miembros de la Mesa: "Están muy equivocados", ha advertido al Gobierno del PP.

La comparecencia de los tres primeros alcaldes ha ido en paralelo a nuevas citaciones, como la de la alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, que ha sido citada a declarar este jueves, día 21, a las 12 horas en la Ciutat de la Justícia de Barcelona.

También han recibido citación hoy el alcalde de Sabadell, Maties Serracant, y el de Cerdanyola del Vallès, Carles Escolà, para que comparezcan mañana y el 25 de septiembre, respectivamente, un requerimiento que ya han anunciado que no atenderán.

Mientras, alcaldes y regidores de los partidos constitucionalistas siguen denunciando presiones por negarse a colaborar con el referéndum y, en este sentido, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha afirmado que "señalar con el dedo" a los ediles que no están a favor de la consulta soberanista es "fascismo". 

Te puede interesar
Más en Mundo