De los lectores

Por si no llegan los bancos, silla de repuesto en el Posío

De los lectores

Por si no llegan los bancos, silla de repuesto en el Posío

Hay ciudadanos que en lugar de llevar lo que no le sirve en casa a un punto limpio o llamar al Concello para concertar la hora de recogida, piensan que su viejo mobiliario puede resultar útil en otros lugares. Y ahí tienen a la silla, arrimada a un árbol en el jardín del Posío, esperando ser un repuesto, aunque con una pata menos, por si no llegan los bancos esparcidos por el recinto, o alguien quiere un asiento un poco más lujoso.