O Carballiño

Cáritas aguarda un aumento notable de servicios en Carballiño durante Navidad

O Carballiño

Cáritas aguarda un aumento notable de servicios en Carballiño durante Navidad

El reparto de alimentos se realiza en la planta baja de la casa parroquial de Carballiño. (FOTO: S.P.)
photo_cameraEl reparto de alimentos se realiza en la planta baja de la casa parroquial de Carballiño. (FOTO: S.P.)
Los voluntarios afirman que la pérdida de empleo provoca la creciente solicitud temporal de apoyo

La pérdida de empleo en lo que va de año está provocando un incremento en el número de usuarios beneficiarios de las ayudas que presta Cáritas y San Vicente de Paúl desde la parroquia de Carballiño. En estos momentos son 624 personas, de 264 familias frente a las 609 de 248 núcleos familiares que se contabilizaron en total al cerrar el 2019, y teniendo en cuenta que todavía faltan dos meses para que acabe el 2020 y con un mes de diciembre en el que habitualmente crece la demanda, según apunta Juan Estévez, voluntario de Cáritas.

"Aumentará el número de demandantes de ayuda hasta fin de año porque en Navidad siempre crece", puntualiza Juan Estévez, que también incluye a los transeúntes, 12 hasta ahora, y que han supuesto un gasto de algo más de 573 euros. Aunque hay familias que cuentan con una prestación económica, no les alcanza para cubrir las necesidades, por cuyo motivo hace tiempo que recurren a esta entidad. Este año, afirman los voluntarios que detrás de este incremento están personas que se han quedado sin trabajo, de tal forma que "no son siempre las mismas, se producen altas y bajas en función de si tienen o no empleo".

Alimentos y alquiler

La demanda es fundamentalmente de alimentos, aunque también pagan alquileres, suministro eléctrico o medicamentos, entre otras necesidades. La alimentación es la que más gasto ocasiona con mucha diferencia en relación a otras ayudas. Cáritas y San Vicente de Paúl cuentan para ello con el suministro del Banco de Alimentos de Ourense, además de los donativos de particulares que suelen ser mensuales. También disponen de lo que recauda la parroquia el primer domingo de cada mes en las misas y de las aportaciones de la Diputación que este año les entregó 4.000 euros y del Concello que aprobó una ayuda de 9.000 euros. 

Así, además de los alimentos que reciben, en lo que va de año han comprado a mayores 13.513 kilos, que han supuesto 13.158 euros, del total de 20.206 euros que suman de gasto desde enero. Una cantidad que se aproxima al montante total presupuestario del 2019 con 22.148 euros. Entre los productos adquiridos destacan casi 4.000 litros de leche; 1.000 litros de aceite; 700 kilogramos de carne; 200 de pescado o 1.000 kilos de harina, entre otros.

Apoyo de Guardia Civil y Protección Civil

La planta baja de la casa parroquial es donde se almacenan alimentos y demás productos que reparten los voluntarios cada viernes entre las 10,00 y las 13,00 horas. Con el covid-19 están tomando todo tipo de medidas de prevención, incluyendo la toma de temperatura a cada demandante. Cáritas y San Vicente de Paul cuentan en estos tiempos de pandemia con la ayuda de la Guardia Civil y Protección Civil, que se encargaron de distribuir los alimentos durante el confinamiento, y ahora se los llevan también a dos familias afectadas por el coronavirus, que pidieron ayuda.

Juan Estévez agradece esta colaboración y también la que reciben de la Diputación y Concello de Carballiño, y de particulares. Asimismo, muestra agradecimiento a los miembros de lo que fue la federación de asociaciones de vecinos de Carballiño, que se ha disuelto y ha cedido a Cáritas mobiliario, un ordenador y dinero. En la actualidad, Cáritas y San Vicente de Paul cuentan con siete voluntarios, dos más que en el año anterior. La incorporación está abierta a quien esté interesado en prestar ayuda en estos momentos de grandes dificultades, en los que la pérdida del empleo lleva a muchas familias a pedir ayuda temporal.