La Región

TRIBUNALES | OURENSE

Catorce años de internamiento para un acusado de asfixiar a su mujer en O Carballiño

La sentencia se remite a la “gravedad y la violencia empleada” para dictar la condena de catorce años

Catorce años de internamiento para un acusado de asfixiar a su mujer en O Carballiño

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense, de acuerdo con el veredicto del Tribunal del Jurado, ha absuelto a un hombre que en enero de 2017, en O Carballiño, asfixió a su mujer, con la que llevaba casado 35 años, tras discutir con ella porque no le dejaba las llaves para salir de casa.

De este modo, la sala ha tenido en cuenta a la hora de dictar la pena la eximente completa de alteración psíquica y ha ordenado su internamiento en un centro psiquiátrico dependiente de la Administración Penitenciaria por un tiempo máximo de catorce años, del cual no podría salir sin autorización del tribunal. Además, deberá indemnizar a cada uno de los padres de la víctima con 60.000 euros y a su hermana con 40.000 euros.

La sentencia se remite a la “gravedad y la violencia empleada” para dictar la condena de catorce años. 

El jurado declaró acreditado que el sospechoso se encuentra “afectado por una demencia con un deterioro grande de las funciones cerebrales superiores, con rigidez y falta de flexibilidad del pensamiento y alteraciones de la conducta, las emociones y la afectividad, que provoca una grave afectación de sus facultades de comprensión y de actuación”. El Tribunal del Jurado descartó la presencia de un tercero como autor de los hechos al carecer de indicios de que otra persona se encontrase en la casa.

Con todo, le había declarado culpable de un delito de homicidio por asfixiar a su mujer a finales de enero de 2017 en su domicilio conyugal de O Carballiño, aunque con la eximente completa por enfermo mental que le permite eludir el ingreso en prisión por estos hechos.

El trágico suceso se remonta a finales de enero de 2017 cuando presuntamente el hombre la asfixió tras una discusión porque ella, preocupada, no quería dejarle las llaves para que no saliera, todo ello, después de 35 de matrimonio, sin que contase ningún episodio previo de violencia de género.

Durante la vista oral, Ministerio Público y acusación particular solicitaban su internamiento durante un periodo máximo de catorce años. 

Por su parte, la defensa planteaba una medida "menos traumática" para la familia, y que pasaba por su ingreso en un centro geriátrico especializado en Galicia tras esgrimir que los actuales centros se encuentran alejados de su familia.