O Carballiño

La comadreja se estresa con el flash

O Carballiño

La comadreja se estresa con el flash

La cría de comadreja recogida por el grupo ecologista Outeiro permanece aislada a la espera de alcanzar la suficiente madurez para ser trasladada al Centro de Recuperación da Fauna, con vistas a su puesta en libertad. Los ecologistas no pudieron satisfacer el interés demostrado por una productora y dos canales de televisión, porque su presencia podría estresarla.
El grupo ecologista Outeiro no sólo asiste sanitariamente a los animales enfermos o heridos en el Centro de Recuperación da Fauna sino que también se ve obligado en numerosas ocasiones a recoger a crías que se han extraviado y se encarga de su manutención y posterior entrenamiento para la caza hasta que son devueltas a su hábitat natural. De esta forma, durante todo ese proceso, los ecologistas preservan escrupulosamente el instinto salvaje de cada uno de los ejemplares recogidos para que al ser liberados puedan sobrevivir.

Aislada

Por ese motivo, la pequeña comadreja que cuida Juan José Álvarez en su propia casa, y que había sido recogida en un jardín de la zona residencial del Parque de Carballiño, se mantiene totalmente aislada y a la espera de ser trasladada al centro en donde se reproducirá un espacio lo más semejante posible al que habitualmente ocupa esta especie.

Juan José Álvarez es consciente de que cualquier incursión exterior puede estresar al pequeño mamífero y alterar su equilibrio para integrarse adecuadamente en su medio natural. De ahí, que su cuidador no pudo satisfacer ayer el interés que suscitó la comadreja tras ser publicada su historia en La Región.

Una productora y dos canales de televisión contactaron con el ecologista interesados en recoger imágenes de la cría. Sin embargo, el miembro de Outeiro fue contundente al manifestar que ‘non podemos alterala, e imos esperar a que xa esté no centro de recuperación e ver como evoluciona, ó mellor alí xa se poden tomar imáxenes si o estimamos convinte, aínda que normalmente só o permitimos con animais irrecuperables’. Juan José Álvarez no se sorprendió ante la expectación generada por el animal, porque ‘este pequeno carnívoro é un gran descoñecido a pesar de vivir na proximidade dos nosos fogares’. Esa falta de información a la que se refiere el ecologista ha motivado incluso leyendas y coplas populares sobre este animal, al que incluso se le ha considerado venenoso. ‘De venenosa nada, xa que ningún mamífero o é, si é certo que cando se sente acosada despide moi mal olor como defensa, un cheiro de putrefacción’, indicó.