O Carballiño

Descubierta en Las una jamba pintada con un símbolo celta

O Carballiño

PATRIMONIO

Descubierta en Las una jamba pintada con un símbolo celta

Los expertos creen que es la única pieza de este tipo conocida de la cultura castreña del Noroeste

El equipo de arqueólogos y restauradores que llevaron a cabo las últimas excavaciones en el castro de San Cibrao de Las (San Amaro y Punxín) concluyen esta semana los trabajos y destacan el importante hallazgo de un trisquel pintado en rojo sobre una jamba de granito perteneciente a una ventana de la vivienda que han dejado al descubierto. Se trata de una excepcional pieza de pintura perteneciente a la plástica castrexa. 

Este descubrimiento junto con la cabeza esculpida en granito, que se daba a conocer en plena campaña de excavación, son considerados por los arqueológos "dos elementos pertenecientes a la plástica castrexa del Noroeste que por su excepcionalidad se convertirán a buen seguro en un referente para el estudio de esta cultura", según señala la directora del equipo, Yolanda Álvarez González. 

El trisquel apareció entre  el derrumbe de un muro en el interior de una estancia de una vivienda de la segunda fase de ocupación del castro, datada entre el siglo I-II d.C., "aunque es evidente que el trisquel parte de modelos iconográficos más antiguos y no se crea en este periodo", puntualiza la experta.

yuSímbolo celta

El trisquel es un símbolo de la cultura celta de la Europa de la Edad del Hierro formado por un motivo en espiral que representa la evolución y el aprendizaje, el principio y el fin o simboliza también el tiempo pasado, presente y futuro.

Los trisqueles conocidos del periodo castreño se habían encontrado grabados sobre piedra como elementos decorativos de las viviendas. 

Lo excepcional del nuevo trisquel encontrado en esta intervención es que el motivo aparece pintado y no grabado sobre la piedra, lo que le convierte en la única pieza conocida pintada sobre piedra de la cultura castreña en el Noroeste de estas características y documentada en un contexto arqueológico. "Este hallazgo abre una nueva puerta hacia la posibilidad de conocer nuevas formas del arte de esta cultura por ahora todavía tan desconocida", añade la arqueóloga.

En relación al hallazgo de la cabeza, apareció en la misma habitación que el trisquel. Se trata de una cabeza antropomorfa con rasgos muy arcaicos y sencillos esculpida sobre un bloque de granito. Este tipo de representaciones pertenecen al grupo de piezas escultóricas de la cultura castreña definidas como “cabezas cortadas” por su posible relación con otros ejemplos de la cultura celta y mediterránea que representaban enemigos o guerreros vencidos. Este icono se ha relacionado también con un símbolo protector de las viviendas.

La excepcionalidad de este hallazgo es su localización durante la excavación arqueológica ya que la mayoría de estas esculturas han aparecido en lugares cercanos a yacimientos castreños pero sin contextos seguros como es la ciudad de San Cibrao de Las.

Los hallazgos se presentarán mañana

Los hallazgos estarán expuestos mañana, 18 de febrero, en el Parque Arqueolóxico da Cultura Castrexa. Se trata de una convocatoria abierta a la ciudadanía para que puedan ver las piezas encontradas en las últimas excavaciones. Además, el equipo de arqueólogos estará a disposición de los asistentes para hablar sobre los trabajos desarrollados y el interés de las piezas halladas. Estarán en la cafetería y en el museo del parque, a las 11,30 horas y a las 13,00  horas, para todas aquellas personas interesadas en obtener información. El equipo tiene especial interés en acercar la arqueología a los ciudadanos y, con tal motivo, utilizan en lema "Arqueoloxía e Sociedade da man". Además del trisquel y la cabeza, estarán expuestas herramientas de hierro, cuentas de collar, bronces y una moneda de Tiberio, junto con la vivienda que ha quedado a la vista, una de las mejores para observar como vivían los antiguos habitantes.
 

Más en O Carballiño