La Región

CARBALLIÑO

Despedidos de Transportes Pacholo rechazan la oferta de recolocación de la UTE

Ninguna de las empresas que llevan residuos a Sogama los acepta

Despedidos de Transportes Pacholo rechazan la oferta de recolocación de la UTE

Los ocho conductores que transportaban residuos a Sogama, despedidos de Transporte Pacholo la pasada semana, han rechazado la oferta de empleo que les fue presentada en una reunión negociadora mantenida en el Consello galego de relacións laborais. No aceptan ningún trabajo que no sea seguir llevando residuos a Sogama, preferentemente en la empresa carballinesa que los despidió, o en último caso en cualquiera de las otras transportistas gallegas que hacen el servicio. Ambas opciones resultan de entrada inviables al detectarse que ni Transportes Pacholo ni las empresas gallegas que hacen este transporte aceptan incorporarlos a sus plantillas. Aún así, la exigencia quedó fijada como innegociable durante la reunión que mantuvieron, a tres bandas, un representante de la UTE Renfe-Copasa-Logirail, dos de Transportes Pacholo y siete sindicales (cinco miembros del comité de huelga y dos asesores de la CIG).

Durante más de dos horas estuvieron sentadas las tres partes implicadas tratando de encontrar una solución al conflicto que mantiene Transportes Pacholo con sus trabajadores, y que ha acabado en una huelga que mantiene desde el pasado lunes el transporte de residuos a Sogama por carretera. En la reunión, a la que asistió la presidenta del Consello, Verónica Martínez, la UTE Renfe-Copasa-Logirail hizo una oferta en firme para contratar a los ocho despedidos, respetando sus condiciones actuales, como conductores en trabajos relacionados con residuos en empresas vinculadas al Grupo Copasa que ejercen esa actividad. 

Esta reunión se celebró poco después de que el administrador de Transportes Pacholo, Oscar González, manifestase su intención de renunciar “por agotamiento” al servicio que presta desde 2016 como subcontratista mayoritaria del transporte de residuos a Sogama, en una comparecencia pública en la que declaró haber vivido una tortura con la actitud de algunos conductores durante estos tres años, y en la que afirmó sentirse incapaz de prestar el servicio adecuadamente por el boicot, chantajes, incumplimientos y continuados conflictos de parte de sus empleados, que le llevaron a necesitar 92 conductores donde en principio eran suficientes 67.

González Quesada se mostró firme en no readmitir a los ocho despedidos, al ver reducida su carga de trabajo por la actitud de quienes “nos han hecho mucho daño, que han llegado a transportar contenedores vacíos en vez de los cargados, que han saboteado sus propios medios de trabajo, que han estado más tiempo en protestas y en pancartas que en la carretera, y a los que no quiero en mi plantilla”.


Incorporaciones


Otras cinco empresas gallegas del sector se han ido incorporando a este transporte con sus plantillas propias. La UTE Renfe-Copasa-Logirail reconocía ayer haber incorporado a estas empresas para cubrir las dificultades de Transportes Pacholo para garantizar el operativo necesario, a pesar de haber incrementado su plantilla y de que el transporte por ferrocarril habría pasado en estos tres años del 25% al 58%, en detrimento de la carretera. Asimismo la UTE admitió haber hecho a los despedidos la oferta de recolocación en empresas del grupo Copasa, como única salida posible al conocer la firme negativa de Transportes Pacholo a readmitirlos, y confirmar que las demás empresas que prestan el servicio de transporte a Sogama tampoco están dispuestas a incorporarlos.